Espana: Hay un CIE a la vuelta de la esquina

26 diciembre, 2013

Imagen-Hablamos con la activista Patricia Orejudo sobre los avances en la visibilización y denuncia de los centros de internamiento de extranjeros.

Hablamos con la activista Patricia Orejudo sobre los avances en la visibilización y denuncia de los centros de internamiento de extranjeros.

Cuando hace tres años se celebró el primer encuentro estatal contra los Centros de Internamiento de Extran­jeros (CIE), funcionaban nueve centros reconocidos oficialmente con este nombre para retener -hasta 60 días- a personas sin tarjeta de residencia en espera de su expulsión. El encuentro celebrado en Madrid entre el 5 y el 8 de diciembre se celebró con dos CIE menos -el de Málaga, cerrado, y el de Fuerteventura, suspendido- y con la noticia de la muerte, en circunstancias no aclaradas, del ciudadano armenio Aramis Manukyan ‘Alik’ en el centro de zona franca (Barcelona).

La aprobación por parte del Gobierno de un reglamento para regular estos centros se prevé inminente, pero los colectivos de la campaña estatal contra los CIE lo consideran un mero lavado de cara. Según cuenta a DIAGONAL Patricia Orejudo, miembro de esta campaña en Madrid, en el propio borrador del reglamento la palabra “internamiento” aparece una sola vez, y precisamente para indicar que desaparece de la denominación: de CIE a CECE, es decir, Centros de Estancia Controlada de Extranjeros. “Es una maniobra burda para hacer ver que los centros de internamiento son sitios donde se acoge a la gente con una mantita y un café. Como ya todo el mundo sabe que no es así, le cambian el nombre”, opina.

Estos centros para personas que no han cometido delito alguno y que acaban privadas de su libertad por una infracción administrativa, como es encontrarse en situación administrativa irregular, simbolizan, para las más de 60 personas que participaron en el encuentro procedentes de diferentes organizaciones, “la violencia de la política migratoria racista”. Según estos colectivos, uno de los logros de las campañas de denuncia es la identificación de estos centros por parte de la opinión pública con lugares de violación de derechos humanos. En ello han tenido mucho que ver episodios como la muerte por falta de atención médica de la interna Samba Martine el 19 de diciembre de 2011 en el CIE de Aluche (Madrid).

Aunque la meta final de la campaña es cerrar los CIE, sus integrantes se fijan objetivos más a mano para el día a día. La experiencia de los acompañamientos a familiares y amistades de internos les ha mostrado, según señala Orejudo, que muchos juristas desconocen cómo intervenir ante un internamiento, tanto para revocarlo como para evitarlo. El caso de Alassane Ka, un activista sin papeles zaragozano, lo atestigua: un cúmulo de circunstancias, entre ellas el aumento de las tasas judiciales y la posible negligencia del turno de oficio, condujo a su deportación en junio por no poder entregar a tiempo el recurso a su internamiento. Una línea de trabajo establecida desde la campaña es dar charlas formativas en universidades y colegios de abogados, algo que ya se ha comenzado a poner en práctica.

Acompañamiento y denuncia

Desde 2009, esta labor de acompañamiento y denuncia cuenta con una posibilidad de intervención más directa a través de los juzgados de vigilancia de los CIE. Hasta entonces las denuncias o requerimientos recaían por turnos en el juzgado penal. Después de tres años de funcionamiento, en la práctica su incidencia es desigual por territorios, si bien Orejudo destaca como “muy positiva” la relación con estos juzgados en Madrid y Barcelona. “Cuando se hacen denuncias, su actuación es inmediata. Por ejemplo, si una persona interna que lo necesita no está recibiendo atención médica especializada, ahí el juzgado actúa”. Un informe del juzgado de vigilancia del CIE de Aluche fue determinante en que se conociera el caso de Martine. El problema, una vez más, es el propio marco de restricción de la libertad que impone el CIE: “¿Qué pasa con todos los casos de los que no nos enteramos?”, se lamenta la activista.

La coordinación de campañas está también en agenda para el 2014. Los grupos tratarán de tener expresión a nivel estatal para la difusión y seguimiento de campañas de información y denuncia sobre abusos a personas internas así como sobre los vuelos de deportación y las empresas que se lucran con ellos. Los distintos nodos de la campaña también han acordado fijar el 15 de junio como fecha conjunta de movilización.

Deportados los testigos de la muerte de ‘Alik’

Los internos que serían testigos clave para esclarecer la muerte del ciudadano armenio Aramis Manukyan, ‘Alik’, en el CIE de Zona Franca (Barcelona) fueron deportados entre el 7 y el 8 de diciembre  tras organizar una huelga de hambre en el interior del CIE para denunciar lo que pasó aquella noche y dar a conocer la actuación de la policía que, según su versión –conocida a través de un grupo de abogados que visitó el centro tras el suceso– golpeó a Alik antes de que apareciera muerto en la celda de aislamiento donde fue encerrado, contradiciendo así la versión policial sobre un supuesto suicidio. Esta situación, sin embargo, no es nueva. Lo mismo ocurrió con los testigos de casos de abusos sexuales en el CIE de Capuchinos, en Málaga. —————————–

313 centros en toda la frontera europea

Suiza y Alemania son los países con mayor número de centros cerrados de detención de migrantes. Migreurop contabiliza 313 centros en la Unión Europea, los candidatos a entrar y países con convenios de control fronterizo como Marruecos o Egipto.

50% de expulsiones sobre procedimientos abiertos

Durante 2010, último año del que hay datos oficiales, más de 500.000 personas entraron en un proceso de expulsión de la UE. Cerca de la mitad fueron expulsadas, principalmente de Grecia, Reino Unido, España y Francia.

21 centros visitados por Migreurop

La ONG Migreurop visitó el año pasado dos decenas de centros de los 431 (en régimen abierto y cerrado) de la UE y países del entorno. Más de 600.000 personas pasan cada año por uno de estos centros.

Fuente: diagonalperiodico.net

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: