Ecuador: Un juicio con pecado original, solo puede derivar en sentencia nula

20 enero, 2014

imagen-Ecuador: Un juicio con pecado original, solo puede derivar en sentencia nula

Asambleísta Andrés Páez

Así se  pronunció el asambleísta Andrés Páez en relación al juicio contra Kléber Jiménez.

Hagamos memoria: cuando el Presidente Correa presentó la denuncia en contra del asambleísta Jiménez, lo que debió hacer la Corte Nacional de Justicia es remitirla a la Asamblea Nacional para que sea el Pleno del Parlamento el que determine si el hecho denunciado corresponde o  no a la acción fiscalizadora del congresista y por tanto, levantar o no la inmunidad parlamentaria.

Esta facultad es privativa de la Asamblea y no pudo habérsela burlado como lo hizo la jueza de facto Lucy Blacio al asumir competencias que no le corresponden y decidir, por si ante si, que es ella quien califica el hecho y no el Pleno de la Asamblea.  Con eso Blacio cometió el delito de arrogación de funciones.

Dicho proceso judicial es, por tanto, nulo, de nulidad absoluta, ya que se inicia prescindiendo del pronunciamiento de la Asamblea Nacional y deriva en una sentencia que es, en consecuencia, también nula.

La inmunidad parlamentaria es una garantía vigente desde tiempos inmemoriales y no puede ser menoscabada como se lo ha hecho con dicho juicio.

Recordemos también que la jueza de facto Lucy Blacio, en el concurso de la Corte Nacional de Justicia, alcanzó el puesto 46 en merecimientos pero finalmente llegó a la Corte Nacional.  Cómo lo hizo?  pues gracias a que al final del concurso, cuando ya se sabían las calificaciones de merecimientos, se introdujo una exposición oral, totalmente subjetiva, que era calificada por los tres miembros del entonces Consejo de la Judicatura de transición, todos ellos ligados al oficialismo.  Allí le pusieron DIEZ PUNTOS, es decir la máxima calificación, y a la postulante Yolanda Yupanqui, la mejor calificada en merecimientos de todo el concurso (33 sobre 30), le pusieron apenas 1,3 puntos la segunda nota más baja del concurso, para posibilitar que Blacio la supere por una décima y así conseguir que ésta ocupe la última plaza de todo el concurso.  Ese es el origen de su designación y que explica su curiosa actuación en el caso Jiménez.

Con esto el Parlamento y las garantías básicas de los asambleístas han quedado en grave riesgo de ser ultrajadas por jueces ilegítimos que actúan al margen de la justicia y del Derecho.

DR. ANDRES PAEZ BENALCAZAR

ASAMBLEISTA

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: