Ecuador: Vino a un chequeo medico y desaparecio en Quito

28 enero, 2014

Imagen-Ecuador: Vino a un chequeo medico y desaparecio en Quito

Cartel - Juan Vinicio Huanca

Hoy se cumplen 75  días de la desaparición (hasta el momento de cierre) de Juan Vinicio Huanca, un hombre de 35 años, quien fue visto por última vez en la parada del alimentador del Trole Bus “Lucha de los Pobres, sector Alto”, al sur de la ciudad de Quito.

Nancy, hermana de Vinicio, comentó que el martes 12 de noviembre del 2013, a las

8h30, estaba junto a su hermano y padre esperando el bus para dirigirse al Hospital Psiquiátrico San Lázaro, al control de salud. Vinicio tiene 91 por ciento de retraso mental y problemas de lenguaje.

Sin embargo, aquel día, no lograron llegar al Hospital, Vinicio desapareció. “Inmediatamente avisamos a la Policía, ese mismo rato se pusieron a buscarlo, pero no le encontramos. Entonces nos dijeron que pongamos la denuncia y nos la receptaron el miércoles 13”, añadió la hermana.

“Desde ese día no tenemos paz, tranquilidad. Esa angustia de que estará pasando hambre, pasando necesidad, cómo estará. Sí alguien sabe algo, que se comunique al 02 3072808 o al 02 2056 322”, dijo Nancy.

La familia Huanca vive en la provincia de Loja, pero hace seis meses llegaron a Quito, como de costumbre, para el chequeo médico de sus hijos. Actualmente ha regresado a su tierra natal, con la esperanza de que Vinicio regrese a su casa.

Para Nancy, tal vez Vinicio decidió regresar a Loja, pero esto es muy difícil porque no sabe hablar, ni conoce cómo regresar solo a su provincia, siempre venía acompañado de sus padres Carlos Alfredo Huanca y Delia Berta Córdova.

Al momento han visitado morgues, hospitales, refugios, pero no hay resultados. Se espera que la búsqueda continúe por otras provincias, comentó Nancy.

Plantón por la Vida

Es el primer plantón al que acude Nancy, ahora ella se suma a la lucha por encontrar a sus seres queridos que se encuentran desaparecidos.

Cada miércoles salen a la Plaza Grande, frente al palacio de Carondelet, para mostrar que aún las personas siguen desapareciendo. Ni la lluvia, ni el frío de la ciudad capitalina lograron disipar a los familiares de las personas desaparecidas, que junto a sus pancartas, afiches y su pite por los desaparecidos visibilizaron que sus seres queridos aún no regresan a casa.

Según María de Lourdes Mejía, presidenta de la Asociación Nacional de Asesinados y Desaparecidos en Ecuador (Anadea), el plantón se realizó por dos motivos: primero, la conmemoración de los 26 años de la desaparición de los hermanos Restrepo (8 de enero de 1988), ya que a nosotros nos dolería mucho que el tiempo transcurriera tan largo como lo es para el señor Pedro Restrepo, que aún está en espera; y segundo porque nos preocupa la Tipificación de la Desaparición Involuntaria.

Al momento la desaparición involuntaria de personas está incluida en el Código Penal en el libro II que se refiere al procedimiento, más no en el libro I de la Infracción o delito, es decir, que no s refiere a la desaparición como delito, sino que habla de ella en la duración de la investigación “en los casos de desaparición de personas, no se podrá concluir la investigación hasta que la persona aparezca o se cuente con los elementos necesarios para formular una imputación”.

El 19 de diciembre del año anterior el coordinador del bloque oficialista, Armando Aguilar, dijo para diario El Universo lo siguiente: “el texto aprobado por la Asamblea permite que estos casos no se cierren y garantiza a los familiares el continuar con el procedimiento. Aguilar explicó que el delito se tipifica en el momento en que se encuentra el cuerpo del delito, para establecer la responsabilidad penal. “En el tema de desapariciones no sabemos si la desaparición fue producto de un asesinato, un homicidio o simplemente la persona se fue y se desconectó de su familia”.

Frente a esta situación, Mejía dijo: “hasta que no aparezca el cuerpo no hay delito y esa situación así mismo estaba, entonces el cambio no está en nada”. Los familiares de las personas desaparecidas señalaron que continuarán en la lucha hasta ser escuchados. “Los plantones seguirán eternamente.

No tienen límite, ni día, ni horario para acabarse porque este es nuestro espacio”.

Además aseguraron que en las próximas semanas realizarán la entrega de una carta para el presidente Rafael Correa.

POR REDACCIÓN OPCIÓN

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: