Ecuador: ¿Y ahura por quien votar, vea?

13 febrero, 2014

Imagen-Ecuador: ¿Y ahura por quien votar, vea?

Ciudad de Quito - Ecuador

 

POR HUGO EL BÚHO

Y ahora que las encuestadoras, ángeles y demonios de la democracia han dictaminado que el Rodas aventaja al Barrera en la intención de voto, la pregunta del millón es: ¿El suma o el Alianza? Sin duda alguna existe un voto de rechazo hacia el Presidente y por supuesto hacia el Alcalde también, pero, ¿votar por Rodas es la solución? Sentar al improvisado Rodas en el sillón mayor de la municipalidad es demasiado premio para el representante de las Cámaras de Comercio, de la Producción y demás Cámaras que en el mundo han sido ¿Qué méritos ha hecho el Capriles ecuatoriano para pretender ser Alcalde? Si de hacerse el simpático se trata, hay muchos mejor que él. Y esa simpatía de vitrina de shopping ya dio sus primeros resultados desesperados: multas a la baja, peajes con paso libre, cartas de angustia, etc., etc.

El tema no es perdonar los errores de Barrera, que pueden ser muchos, pero hay que reconocer lo que se ha avanzado, sobre todo en temas de inclusión. No se trata de estar de la mano del Alcalde hasta las últimas consecuencias. Las cosas que se han hecho mal en la actual administración, la gente de criterio se las ha cantado por muchos medios, aunque la respuesta oficial haya sido “no oigo no oigo soy de palo tengo orejas de pescado”, y precisamente por no oír, tóma tu mote de a dólar. ¿Los asesores de Don Augusto habrán salido de su escritorio de cuatro dígitos y de su vehículo todo terreno para observar la realidad de las voces  de la calle, de los susurros de los buses, de los gritos del trole y demás señales inequívocas para entender qué mismo es lo que pasa? El círculo cercano de los Alianza País tendrá que revisar su libreto y acepar que no sólo de propaganda y sabatinas vive el hombre. Los quiteños y las quiteñas aguantan lo que la altura les permite, pero pasados los 2.800 desatinos del poder, se cabrean nomás y la tortilla puede voltearse cualquier momento.

Quizá el pecado mayor del actual Alcalde es carecer de lo que en términos políticos se llama carisma. No calza bien en las pantallas y su oratoria es para un-dos- tres dormidos todos. Pero bueno, asesores de propaganda, de imagen, de comunicación, tiene. Ahí alguien está ganándose unos pesitos de más haciendo lo menos posible. Con las últimas encuestas los medios de comunicación privados estarán saltando en chulla pata. ¿Quién sabe cuántas sonrisas de hornado se estarán frotando las manos? La nueva derecha tiene su delfín y le sacarán el jugo hasta dejarle al Rodas como mango chupado. Ahora la Alcaldía y mañana a disputarle la presidencia a la autonombrada revolución ciudadana. ¿Un Quito incluyente con Rodas? Para morirse de la risa. Un Quito privatizado es el horizonte del caballero que SUMA, esa es su matriz. ¿O alguien sensato espera un modelo distinto al de Nebot? Para llorar de la angustia.

¿Y qué dice la izquierda? Calladitos la mayoría. Aprovechando ese airecito que les llegó por azar. ¿También votarán por la derecha más recalcitrante pero con formato de educadita con tal de deshacerse de Correa? ¿No les viene el recuerdo del 30 S como un fantasma que les pincha el hombro izquierdo cuando apoyaron a los que no debían? He escuchado a muchos amigos y también enemigos gratuitos, que hay que darle su merecido al Correa. Que ojalá así entienda que no se puede ser Rey toda la vida. Que eso le hará rectificar, que el Barrera no sabe, que ya era hora que algo malo le pase en elecciones, que después de esto ha de quedar más calvo, que así es el fútbol, que ahora ha de amenazar a las encuestadoras que si no cambian los datos él renuncia, y así. Pero sin embargo no se animan a decir en público lo que piensan en privado. Porque una cosa es estar en contra del gobierno y su Alcalde pero una muy distinta es endosar la rabia y el resentimiento a los enemigos. ¿Y por qué la izquierda, después de tantas luchas y fracasos y traiciones cotidianas no tiene un candidato a Alcalde de Quito que le haga la pelea a los favoritos? Echarle la culpa al Correa de todos los males de la izquierda es un análisis incompleto y cómodo. Y apoyar con la vista en la nube que se mueve solita en el horizonte es caer en el mismo juego que tanto cuestionan. ¿Cómo salir adelante y ganar elecciones sin que el azar o la derecha sean las que pateen el tablero?

Los desatinos y la prepotencia se pagan caro. Lo de Bonil ya fue la cereza que le faltaba a la torta de apariencia feliz pero de masa con sabor a agrio. ¿Qué tiene que ver con Barrera? Todo y nada. Entre estas y las otras, el Rodas y su equipo de asesores con giro a la deré, estarán que no caben de contentos. Saludos desde el exterior le llegarán sin previo aviso: los Carriles, los Uribe, los Vargas Llosa, los pobrecitos banqueros y hasta la CNN le abrirán sus brazos. ¿Nos aguantaremos a este señor en la Alcaldía cuatro años? Los empresarios y los recicladitos de la derecha se pondrán su mejor sotana, irán a misa todos los domingos y almorzarán con los pobres. Rodas se enterará que existen barrios marginales y todos felices. Seguirá aprobando el curso rápido de orador full time y su rostro será requerido por la Coronel y el Pinargote. Mientras que los canales del gobierno harán misa por la 35 sin piedad. Y sin querer queriendo, de alguna esquina oportunista saldrá el señor Ricaurte a aprovechar sus minutos de fama reciclada, y los medios le dirán: bienvenido sea.  Amén.

Fuente: lalineadefuego.info

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: