Carta Abierta de organizaciones de Derechos Humanos sobre contradicciones del estado Ecuatoriano en materia de derechos humanos

10 marzo, 2014

Imagen-Carta Abierta de organizaciones de Derechos Humanos sobre contradicciones del estado Ecuatoriano en materia de derechos humanos

COORDINACIÓN REGIONAL PIDHDD

Quito, Ginebra, febrero 10 del 2014

Embajador

Luis Gallegos Chiriboga

Representante del Ecuador ante la Oficina y

Organismos Especializados de la Organización de las Naciones Unidas

Ginebra, Suiza.-

Señor Embajador:

Como es de su conocimiento, y el del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana del Ecuador, las organizaciones regionales e internacionales que suscribimos este comunicado, hemos expresado públicamente nuestra adhesión a varias iniciativas del Gobierno ecuatoriano, en materia de derechos humanos, en especial aquellas relativas a gestar un proceso en el seno del Consejo de Derechos Humanos que, eventualmente, concluya en la adopción de un tratado sobre derechos humanos y empresas, como un avance progresivo que la comunidad internacional debería dar posterior a la adopción de los “Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos” (Consejo de Derechos Humanos, resolución 17/4, de junio 16 del 2011).

En este contexto, saludamos el anuncio que usted hizo, en el marco del Foro Regional de América Latina y el Caribe sobre Empresas y Derechos Humanos, que se realizó entre el 28 y 30 de agosto del 2013, en Medellín, Colombia. Y, más tarde, en el 24º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, en el que usted como Representante del Ecuador ante las Naciones Unidas, en Ginebra, leyó una histórica declaración sobre “Empresas Transnacionales y Derechos Humanos”, que tuvo el apoyo del Grupo Africano, el Grupo Árabe, Pakistán, Sri Lanka, Kirguistán, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Venezuela y Perú.

Más de un centenar de organizaciones regionales e internacionales de derechos humanos y movimientos sociales, dimos la bienvenida a esta histórica petición de septiembre 13 del año pasado, pues señaló la ruptura en la confianza sobre los mecanismos voluntarios que marcaron el debate sobre la responsabilidad social corporativa que ha facilitado la impunidad sistemática de las corporaciones transnacionales.

Esta voluntad del Estado ecuatoriano fue ratificada en el Segundo Foro sobre las Empresas y los Derechos Humanos, convocado por el Grupo de Trabajo sobre la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas, los días 3 y 4 de diciembre, en Ginebra.

No obstante, esta postura en el seno de la comunidad internacional, vemos con inquietud y gran preocupación algunas decisiones del Gobierno ecuatoriano que envían mensajes contradictorios sobre sus prioridades en materia de derechos humanos, algunas de las que nos permitimos señalar a continuación:

1.- La decisión del Ejecutivo de disolver la Fundación Pachamama, organización no gubernamental cuya misión ha sido la promoción y la defensa de derechos ambientales e indígenas, desde hace 16 años, a través de una solicitud expresa del Ministerio del Interior dirigida al Ministerio del Ambiente, basada en la Ley de Seguridad Pública y del Estado, y el Decreto Ejecutivo N°16, norma secundaria que ha sido sometida a tres acciones públicas de inconstitucionalidad ante la Corte Constitucional y una acción de protección ante la Función Judicial;

2.- Las reiteradas declaraciones públicas provenientes de las más altas autoridades del Estado (Presidente, Vicepresidente, Canciller y Secretario Nacional Jurídico de la Presidencia) sobre un posible “retiro” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Suponemos que estas declaraciones tienen relación sobre una eventual “denuncia” de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH) y no precisamente de un improbable retiro de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Obviamente, la denuncia de la CADH traería complejas y graves consecuencias para la situación de las víctimas de violaciones y los usuarios del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH), impulsaría la impunidad de violaciones a los derechos humanos y afectaría el “principio de universalidad” que el Estado ecuatoriano proclama legítimamente en los foros regionales e internacionales.

3.- La decisión del Gobierno ecuatoriano de convocar y liderar con otros países de la región un proceso de reforma del SIDH y en particular de la CIDH, que fueron parte de un exhaustivo proceso de análisis y reforma promovido por la Asamblea General y el Consejo Permanente de la OEA durante dos años, proceso que concluyó el 22 de marzo del año pasado, en la XLIV Asamblea General Extraordinaria, celebrada en Washington DC.

Esta iniciativa ha incluido la convocatoria y realización de tres Conferencias de Estados Parte de la CADH (Guayaquil, 11 de marzo del 2013; Cochabamba, 14 de mayo del 2013; y, Montevideo, 22 de enero del 2014), con agendas que no han sido conocidas oficialmente ni por la Asamblea General y el Consejo Permanente de la OEA, la propia CIDH, organizaciones de la sociedad civil y movimientos sociales u otros actores clave del SIDH.

Como usted comprenderá señor Embajador, esta política nacional e internacional en materia de derechos humanos, no guarda relación con el discurso que acertadamente el Estado ecuatoriano ha sostenido en el seno del Consejo de Derechos Humanos, en especial sobre la necesidad de disponer, de un nuevo instrumento internacional de derechos humanos, de carácter vinculante, que contribuya a poner fin a la impunidad con la que obran las empresas transnacionales en nuestros países, y Ecuador es uno de ellos que se encuentra librando un litigio asimétrico con una de las trasnacionales petroleras más poderosas del mundo, como lo es Chevron-Texaco.

Señor Embajador, saludamos la iniciativa del Ecuador en el Consejo de Derechos Humanos, que muestra que Ecuador aspira a fortalecer los sistemas de derechos humanos y desea acabar con la impunidad de violaciones cometidas por el sector corporativo. Esta decisión; sin embargo, no justifica políticas ecuatorianas que debilitan el ejercicio de los derechos humanos en su territorio y las Américas, como da a entender la manera en la que Ecuador ha venido tratando con el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, la Fundación Pachamama y la Amazonía ecuatoriana. Hacemos un llamado al Gobierno ecuatoriano a reconsiderar sus políticas sobre el Sistema Interamericano, revocar su decisión sobre la Fundación Pachamama y proteger los derechos de los pueblos indígenas y los derechos de la naturaleza en línea con la Constitución ecuatoriana.

Atentamente,

C.c.

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Representación Permanente del Ecuador ante la OEA

Sub Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo

Servicio Europeo de Acción Exterior

Delegación de la Unión Europea en Ecuador

Embajada del Ecuador en Bruselas y Estocolmo

Suscriben la presente comunicación:

Acción por la Biodiversidad

Ágora Espacio Civil, Paraguay

Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH), Perú

Asociación por la Integración Latinoamericana (APILA), Chile

Bangladesh Fish Workers’ Alliance

Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI)

Center for International Environmental Law (CIEL), Washington D.C.

Centro de Derechos Económicos y Sociales, Ecuador

Centro de Documentación en Derechos Humanos “Segundo Montes Mozo S.J. (CSMM), Ecuador

Colectivo Pro Derechos Humanos (PRODH), Ecuador

Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM)

Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, Ecuador

Confederación de los pueblos Kichwa del Ecuador (ECUARUNARI)

Confederación Unitaria de Comerciantes Minoristas y Trabajadores Autónomos del Ecuador

Coordinadora Nacional de Ecuatorianos en España

Ecologistas en Acción, España

FIAN Internacional

Franciscans International

Fundación de Culturas Indígenas Kawsay, Ecuador

Global Initiative for Economic, Social and Cultural Rights

GRAIN

Habitat International Coalition

Human Rights Without Frontiers Int’l, Bélgica

Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África, España

Instituto de Estudios sobre Desarrollo y Cooperación Internacional de la Universidad del País Vasco (HEGOA), España.

International Work Group for Indigenous Affairs, Dinamarca

Labour, Health and Human Rights Development Centre

Manitese, Italia

Pachamama, Ecuador

People’s Health Movement (PHM)

Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD)

Share the World’s Resources, Reino Unido

Transnational Institute, Holanda

Koepel van de Vlaamse Noord-Zuidbeweging – 11.11.11 /Coalición flamenca para la Cooperación NorteSur – 11.11.11

Youth Acting for Change Nepal (YAC Nepal)

Fuente: lalineadefuego.info

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: