Los lacteos no son parte de una dieta saludable

13 marzo, 2014

Imagen-Los lacteos no son parte de una dieta saludable

La Escuela de Harvard de Salud Pública, Healthy Eating Plate, afirma que los seres humanos no necesitamos de la leche más que en el periodo de lactancia.

Hace mucho tiempo que los veganos postulan que la leche es muerte. Sí, son radicales, y nos alejan de todos esos deliciosos productos a los que ya estamos adecuados, pasando por alto la crueldad de la industria.

Sin embargo, también expertos de la salud, postulan que el ser humano no necesitaría más leche que la materna en el periodo de lactancia, y que producto del consumo de leche animal el resto del tiempo han aumentado las altas tasas de personas que desarrollan intolerancia a la lactosa, además de otros problemas en el organismo, básicamente porque la leche de vaca prepara el sistema digestivo del novillo para rumiar, o sea regurgitar su alimento, lo que en nuestro caso puede ser totalmente desagradable.

La Healthy Eating Plate, de la Universidad de Harvard  plantea que los lácteos deben ser reemplazados por agua en una dieta saludable, argumentando que “un alto consumo de estos alimentos aumenta significativamente los riesgos de padecer cáncer de próstata y cáncer de ovario” y que los altos niveles de grasas saturadas y los componentes químicos de su producción les hace un alimento poco saludable e inclusive tóxico, dado a las altas concentraciones de antibióticos lo que genera una inefectividad en nuestro organismo cuando recurrimos a ellos como medicina.

Cada vez son más los que se suman al remplazo de leche de origen animal, por leches vegetales, con tal de disminuir los inconvenientes físicos que produce, además de tomar una decisión ética. Pero por sobre todo hacer un aporte nutricional correcto derribando el mito de que la leche sería el alimento con más calcio. Los alimentos con mayores cuotas de calcio son: verduras crudas, legumbres y frutos secos.

La Academia Nacional de Pediatría de los Estados Unidos publicó un comunicado oficial en 1993, expresando que en su opinión, ningún niño debería de beber leche animal antes de los 18 meses de edad.

La Pirámide Alimenticia fue reformulada hace casi un año, pero muchos continúan sosteniendo a los lácteos como un producto benéfico. Más vale reeducar nuestros conceptos, para así evitar inconvenientes. Infórmate de cómo hacer kéfir o tofu y continúa disfrutando de sabores que se le parecen.

Fuente: veoverde.com

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: