Ucrania bajo el latigo occidental

2 mayo, 2014

Imagen-Ucrania bajo el latigo occidental

Por Arturo Prado Lima

La USAID ( Agencia Norteamericana para el desarrollo internacional), de la mano de la OTAN, agentes alemanes guiados por la canciller Ángela Markel, apoyados por la presencia del senador estadounidense John McCain, el ultraderechista ex candidato a la presidencia americana, y otros eurodiputados, con el apoyo de Bruselas y la Casa Blanca, la TROIKA, es decir, El Banco Mundial, El Banco Europeo y el Fondo Monetario Internacional, y otras tantas organizaciones disfrazadas de humanitarias, se reunieron en Kiev para agitar las revueltas contra el gobierno de Ucrania, y en un desafío sin precedentes, derivaron una estatua de Lenin en el centro de la capital.

Con el pretexto de avanzar con la democracia en el Este, los extremistas financieros,  utilizando bandas delincuenciales, han organizado otro complot para expandir sus mercados y de paso cercar a la Federación Rusa, convertida ahora en seria competidora internacional al lado de China, India, Brasil y África de Sur (Los BRIC). Ucrania es, en esta nueva ofensiva, la primera presa a devorar, luego seguirán Bielorrusia y los que se pongan al frente de los intereses del capital occidental.

Estos grupos de agitadores internacionales ya fueron descubiertos en oriente próximo, muchos de los cuales actuaron en Irak, en Afganistán y hace sólo dos o tres años, en Egipto, Siria, Libia y el Líbano, con especial énfasis en el norte de África.

Pero en Ucrania se les fue la mano. Pasaron la línea Roja. Bajo el pretexto de liberar a Yulia Timoshenco, la opositora pro occidental encarcelada por supuestos delitos contra el tesoro público, y el enmascarado luchador de Derechos Humanos Bielorrusos Ales Beliatsky, y aprovechando la corrupción manifiestas de  algunos sectores del gobierno ucraniano, lanzaron a las calles a los ingenuos ciudadanos quienes no tuvieron en cuenta el poder ruso parlantes e incluso la nostalgia de la antigua Unión Soviética, y que encontraron en este río revuelto la oportunidad de su vida para volver a los brazos de Rusia, su antigua protectora.

Estos movimientos pro occidentales actúan aquí y allá, en Venezuela, En Bolivia, en Colombia, el Guinea Ecuatorial, Irán, incluso en Corea de Norte y la propia China, organizando revueltas contra los gobiernos que no son de su grado. Lo hacen a través de la compra  de conciencias de políticos y líderes corruptos, quienes son los encargados de organizar a las masas para luchar por sus derechos que, en algunos casos no los tienen, pero que tampoco los tendrán con los nuevos amos.

El dinero es su arma favorita. Ahora ya no les funcionan los atentados terroristas, las intervenciones militares directas para derrocar gobiernos antiamericanos o infiltrar mercenarios criminales como en Siria o Chechenia. Tampoco vería el mundo con buenos ojos otro Muro de la Vergüenza alrededor de la Federación Rusa como el que levantaron entre Israel y Palestina, Estados Unidos y México, Ceuta y Melilla y el norte de África. Para evitar esos muros, requieren de Estados vasallos a su servicio que le permita al gran capital instalar sus escudos anti misiles en toda la órbita ex soviética y agentes de la USAID al interior de Rusia, India, China, y todos los países asiáticos.

¿Cómo funciona toda esta maquinaria?  Un artículo publicado en la revista Uraniaenberlin, el 12 de diciembre de 1913, resuelve de esta manera mi pregunta:  “ La USAID, tristemente conocida por ser una de las pantallas “humanitarias” de la CIA. La “ayuda” que facilita esta organización sirve para promover, primero, el expansionismo económico y luego el militar de EEUU.

Es una suerte de cabeza de puente menos invasiva que la intervención armada directa propiamente dicha. La CIA es quien maneja los hilos de la USAID (al igual que el NED, la Fundación Nacional para la “democracia”), descargando en esta agencia proyectos no militares para desestabilizar aquellos gobiernos que son “hostiles” al imperio, ayudando económicamente a instituciones o partidos políticos próximos a Washington o bien penetrando ideológicamente en países de gobiernos que ya son amigos. De este modo, organizaciones políticas antigubernamentales de Bielorrusia y Ucrania han recibido más de 2000 mil millones de dólares en los últimos años, por las agencias paralelas de la CIA, para estas operaciones de desestabilización, propaganda y derrocamiento de líderes políticos mediante golpes de Estado “blandos”.
Pues bien, no previeron lo que Putin podría pescar en la revuelta. Aprovechó pescó.

La Península de Crimea volvió a su poder, y los rusos y pro rusos, es decir, anti capitalistas, anti occidentales, anti europeístas, prefirieron desmarcarse del gobierno golpista de Ucrania y solicitar protección a Rusia, que es entre otras cosas, su socio comercial número uno, el proveedor de gas y otras energías con las que funciona el país y el país donde miles y miles de ucranianos trabajan para mantener a sus familias. El país con el que más se identifican culturalmente. De tal manera que, ante el anuncio de la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y la Casa Blanca de aportar al menos 25 mil millones de dólares al nuevo gobierno a cambio de introducir serios ajustes económicos como los que sufren los países del sur de Europa, Portugal, Gracia, España e Irlanda a cambio de soberanía, rusos y pro rusos han intensificado sus actuaciones y amenazan con desvertebrar a Ucrania definitivamente.
Europa y Estados intensifican las sanciones a Rusia mientras envían a sus agentes militares, al director de la Cía. al Vicepresidente de Estados Unidos a organizar mejor la ofensiva contra la Federación Rusa que, al verse atacada, cercada, con organizaciones militares rodeando sus fronteras, reacciona y pone en alerta al mundo sobre las graves consecuencias de estas incursiones criminales en Estados soberanos.

La revolución de los colores pierde brillo. La primavera Árabe se extingue en la medida que estas organizaciones delincuenciales internacionales se hacen con las riendas de los gobiernos que caen en sus garras. Y nuestros países latinoamericanos son también su objetivo. No es sino mirar el caso de Venezuela, donde la agitación de masas frente a un gobierno soberano respaldado la Unión de Naciones Sur Americanas no deja de ser un peligro. En general otro fantasma con golpes de mano suave amenaza el naciente despertar democrático de vuestros pueblos.

@arturopradolima

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: