Dramatico desalojo de inmigrantes en Francia

29 mayo, 2014

Imagen-Dramatico desalojo de inmigrantes en Francia

Campamentos ilegales. Son cientos de indocumentados hacinados en los alrededores del puerto de Calais. Buscan cruzar clandestinamente a Gran Bretaña. Un brote de sarna apuró su expulsión.

Lo dicen ellos mismos. Viven como animales. En la calle, en el suelo, a metros de los ferrys que ellos añoran embarcar para llegar a Gran Bretaña. Se apiñan en carpas hechas con plásticos en el puerto de Calais, noroeste de Francia. Y ahora, entre este grupo de centenares de inmigrantes ilegales estalló un brote de sarna. El desalojo fue inevitable, y ocurrió esta mañana cuando la policía antidisturbios francesa llegó con bulldozers y micros para sacarlos de ahí. Algunos se fueron solos.

En total son tres campamentos de inmigrantes indocumentados en los alrededores del puerto de Calais (noroeste), que acogían desde hace varias semanas a cerca de 650 personas.

Los antidisturbios llegaron antes de las 8.00 de la mañana, donde los esperaban numerosos inmigrantes, periodistas y trabajadores humanitarios de organizaciones no gubernamentales (ONG) como Médicos del Mundo, que denuncian la falta de un plan alternativo tras el desalojo. La realidad es que sacados de allí, ahora no tiene a dónde ir, y muy probablemente en unos días vuelvan al mismo lugar.

La operación está justificada a nivel oficial para erradicar una epidemia de sarna que ha afectado a unas 150 personas y cuyo tratamiento, según los medios, se inició anoche.

Entre los inmigrantes había sirios, iraníes y afganos, que habían llegado al lugar en un intento por cruzar clandestinamente al Reino Unido.

Diez asociaciones humanitarias enviaron ayer una carta al primer ministro, Manuel Valls, y a los titulares de Interior, Bernard Cazeneuve, y Asuntos Sociales, Marisol Touraine, para denunciar e intentar prevenir esta expulsión.

“He solicitado que se tomen todas las precauciones sanitarias”, indicó Cazeneuve este martes, en unas declaraciones que no convencieron a las ONG, para quienes la necesidad de un seguimiento en el tratamiento contra la sarna no es compatible con la falta de control sobre ese colectivo tras el desmantelamiento.

Fuente: clarin.com

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: