Espana: Comunicado de Fundacion “Hijos del Maiz” sobre el fallecimiento de la ciudadana Nicaragüense

29 mayo, 2014

Imagen-Espana: Comunicado de Fundacion “Hijos del Maiz” sobre el fallecimiento de la ciudadana Nicaragüense

COMUNICADO DE FUNDACIÓN HIJOS DEL MAÍZ SOBRE EL FALLECIMIENTO DE LA CIUDADANA NICARAGÜENSE JANETH DE LOS ÁNGELES BELTRÁN TRAS 4 HORAS DE ESPERA EN LA SALA DE URGENCIAS EN EL HOSPITAL DE TOLEDO.

En Toledo, a 29 de mayo de 2014.

La Fundación Hijos e Hijas del Maíz considera que el trágico fallecimiento de la ciudadana de nacionalidad nicaragüense JANETH DE LOS ÁNGELES BELTRÁN, que murió tras 4 horas de espera en la Sala de Urgencias del Hospital de Toledo Virgen de la Salud, es una enorme injusticia, un caso grave de desatención, que debe ser investigado internamente, y a nivel de dirección, pero también conlleva una grave responsabilidad política de las autoridades sanitarias provinciales y regionales, y de la propia Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Considera que este fallecimiento, que podría haberse evitado, es consecuencia directa de las políticas absolutamente regresivas, restrictivas y ultra-neoliberales del gobierno de María Dolores de Cospedal, y su Consejero de Sanidad José Ignacio Echániz Salgado (muy conocido por sus afirmaciones racistas, xenófobas y su encendida defensa de la desatención médica a ciudadanos/as extranjeros/as). Estas políticas consisten fundamentalmente en devaluar los servicios públicos esenciales, principalmente en Sanidad y Educación, y en el caso de Sanidad, reducir las inversiones y recortar el personal médico, así como la asistencia sanitaria directa, con la excusa de la crisis, y al mismo tiempo promocionar la privatización de centros de salud y hospitales, que por cierto se quedan algunas empresas muy cercanas a familiares de algunos miembros del gobierno castellano-manchego. Obviamente, estas políticas de desatención y desinversión en los servicios médicos, especialmente en los hospitalarios y de urgencias, exponen a la población, nativa o extranjera, a un grave riesgo, incluso de muerte.

 Resulta sumamente preocupante la insensibilidad e insolidaridad casi inhumana que muestra el gobierno de la Junta de Comunidades, que aún no se ha expresado sobre este asunto, ni se ha dirigido a la familia de la fallecida, y particularmente de su Presidenta, María Dolores de Cospedal y el Consejero José Ignacio Echániz.

 Pero también es consecuencia directa de la legislación del gobierno títere de la Troika europea de Mariano Rajoy y su Ministra de Salud, que excluye a ciudadanos/as extranjeros/as de la atención médica más elemental, como es el caso de las urgencias médicas, una medida que no tiene ningún beneficio ni ahorro económico alguno, y en cambio supone una enorme injusticia social, de la que resultan situaciones como esta, con trágicos fallecimientos que podían evitarse (todo ello al tiempo que se elimina o se recortan drásticamente las políticas, compromisos con los y las inmigrantres, así como las responsabilidades en materia de cooperación para el desarrollo). Merece la pena tener en cuenta el caso significativo de la ministra Ana Mato, que obtuvo importantes beneficios en forma de regalos, viajes, etc, sin que ella “supiera nada”, lo que muestra el ínfimo grado de humanidad cuando al mismo tiempo condena a miles de ciudadanos a la exclusión sanitaria.

 Con estas medidas, además, se engaña a la población en general haciéndola creer que primero son los derechos de los ciudadanos/as españoles/as o castellano-manchegos/as, generando una trágica lucha de ciudadanos/as pobres de un lado y de otro. Los Derechos Humanos, como el derecho a la salud, son universales, pensar o predicar lo contrario es una falacia y una hipocresía, además de una falta absoluta de solidaridad y del más elemental sentido común. Y quien debe garantizar estos elementales Derechos Humanos es obviamente la administración pública, ya sea el Estado o las Comunidades Autónomas, que gestionan los impuestos de los ciudadanos para esto precisamente. Impuestos que por cierto, también pagan los ciudadanos/as extranjeros/as de muy distintas formas, como por ejemplo con el IVA de los productos que consumen.

Ante esta situación Fundación Hijos del Maíz:

SE SOLIDARIZA con los y las familiares y amigos/as de Janeth de los Ángeles, y se pone a su disposición para cualquier cosa en lo que podamos ser de utilidad.

SE SOLIDARIZA con toda la población extranjera, con papeles o sin ellos, víctimas en general, de este enorme despropósito inhumano, absolutamente insensible e hipócrita, que impide el acceso a la más básica atención sanitaria.

EXIGE una investigación interna o técnica y administrativa sobre este asunto.

 EXIGE la inmediata dimisión del Consejero José Ignacio Echániz, por su responsabilidad política y sus continuadas muestras de insensibilidad e insolidaridad, que va en perjuicio no sólo de la población extranjera, sino de la propia población castellano-manchega.

EXIGE la recuperación de las inversiones necesarias en personal y suministros en los servicios de salud y fundamentalmente hospitalarios, para evitar que vuelva a producirse una situación como esta.

 Y por último, hace un llamamiento a la población a que no se deje embaucar ni permita distorsión alguna en su conciencia humana de considerar que la población extranjera tiene menos derecho que la población autóctona a recibir los servicios esenciales para garantizar los más básicos Derechos Humanos. Los derechos son globales, o sencillamente no lo son.

Ricardo Gayol Rodríguez.
Fundación Hijos del Maíz.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: