Ecuador: La verdad oculta tras el cerco policial en Junin – Intag

19 junio, 2014

Imagen-Ecuador: La verdad oculta tras el cerco policial en Junin - Intag

MANIFIESTO DE SOLIDARIDAD

Las mujeres de las bases y filiales de la ECUARUNARI y de las nacionalidades  amazónicas del Ecuador , así como la Articulación Saramanta Warmikuna, durante la visita  que realizamos a Junín entre los días 5 y 7 de Junio del 2014, constatamos que:

! Junín es una comunidad campesina ubicada entre los ríos Junín y Chalguayacu – zona subtropical en la Cordillera del Toisán, a 1.232 metros sobre el nivel del mar y  es parte del ecosistema del Chocó-. Su economía se basa en la agricultura y la  ganadería familiar, el cultivo de café, el cuidado y conservación de sus bosques y el  turismo comunitario.

! En la comunidad de Junín la Empresa Nacional Minera (ENAMI), en asociación con  Codelco de Chile, pretenden realizar actividades de exploración y explotación de  cobre y otros minerales. Esto viola los derechos individuales, y colectivos de los  comuneros del sector, y los de la naturaleza.

! La Policía Nacional y la ENAMI están en la comunidad sin el respectivo permiso de  las autoridades comunitarias, lo cual confirma en forma contundente la ilegitimidad de su presencia.

La comunidad de Junín rechaza desde hace veinte años el proyecto minero y afirma  su decisión de conservar y cuidar los bosques y ríos de Intag para mantener su  condición de comunidad agrícola, campesina y turística. Sin embargo hoy se  encuentra sitiada por la Policía Nacional y los trabajadores de las mencionadas  empresas mineras, que ocupan todos los espacios comunitarios en los cuales realizan patrullajes permanentes provocando un estado de psicosis en la población, principalmente en los niños y las mujeres.

! La población femenina de Junín es acosada por gendarmes en el centro poblado y cuando se bañan en el río.

! Los invasores promineros beben licor en la comunidad, lo que puede dar lugar a hechos de grave peligro asociados con personas armadas en estado etílico.

Existe un proceso de hostigamiento y provocaciones constante, con el propósito de desprestigiar las acciones de solidaridad y la vocación de paz que caracteriza a Junín. Por ejemplo, constatamos el día 7 de Junio que mujeres de la comunidad fueron agredidas a través de insultos por parte de la Presidenta de la Junta

Parroquial de García Moreno, Shisela Morales, y del funcionario público Adrián Pazmiño, esposo de la misma, en circunstancias en que estas personas ingresaron a Junín con resguardo de la fuerza pública y técnicos de Enami que portaban cámaras de video con las que pretendían registrar un eventual enfrentamiento, el cual felizmente no ocurrió gracias a que Junín es una comunidad de paz.

Los buses en los que entramos y salimos de Junín fueron perseguidos por miembros de Inteligencia y sus conductores hostigados pues se les retiró los documentos “por orden directa del Ministerio del Interior”, según versión de la misma Policía Nacional.

! Conocimos que Eliana Torres, esposa de Javier Ramírez ±detenido por su lucha por la vida- ha tenido que asumir las responsabilidades familiares, con su respectiva carga económica. Igual cosa ocurre con la esposa del dirigente comunitario Víctor Hugo Ramírez.

! Por todo esto, concluimos que existe persecución contra quienes llegan a Junín a expresar solidaridad con su lucha, y contra comunidades vecinas también afectadas por la minería en la zona de Intag. Mientras, se resguarda el ingreso de personas no gratas para Junín, que son potenciales generadoras de enfrentamientos.

! Estos hechos demuestran que el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Interior, la Policía Nacional, el Ministerio de Recursos Naturales No Renovables, la ENAMI y CODELCO violenta la Constitución del Ecuador en lo referente a los Derechos Colectivos de la comunidad de Junín; los derechos de la Naturaleza; los derechos de la Mujer, la Familia y de los Niños y Niñas. Así mismo se violenta el

Derecho a la Libre Circulación y sobre todo el Derecho a la Consulta libre, previa, informada y vinculante. Violenta además tratados Internacionales de Derechos Humanos contemplados en la Declaración Internacional de Derechos Humanos, así como los Derechos de los Pueblos contemplados en el Numeral 6 del Convenio 169 de la OIT.!

FRENTE! A!ESTO!

! Responsabilizamos al Gobierno Nacional de todos los hechos de violencia ocurridos hasta el momento y de los que pudieren suscitarse en Intag por el acoso del que son víctimas las comunidades.

! Acusamos al Gobierno Nacional por la violación de los Derechos Humanos al haber privado de la libertad al Presidente de la Comunidad Javier Ramírez sin motivo alguno, y al haber emitido la orden de captura contra Víctor Hugo Ramírez miembro de la comunidad.

Denunciamos que la Policía Nacional se ha convertido prácticamente en la “seguridad privada” de la empresa minera Junín!

Exigimos la libertad inmediata de Javier Ramírez y la anulación de la orden de captura contra Víctor Hugo Ramírez, así como la salida inmediata de la Policía Nacional y de la empresa ENAMI-CODELCO.

! Respaldamos la autoridad del compañero Lauro Lucero, presidente encargado de la comunidad de Junín.”

Fuente: agenciaecologista.info

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: