La telefonia celular y el modelo de concentracion economica

1 julio, 2014

Imagen-La telefonia celular y el modelo de concentracion economica

Por Henry Llanes*

Actualmente el mercado de las telecomunicaciones es uno de los mejores negocios del mundo, especialmente lo que corresponde a la telefonía celular; hoy en día casi todas personas del mundo tienen un teléfono celular, desde un jardinero hasta los que viajan al espacio a explorar otros mundos.

En Ecuador el mercado de la telefonía celular lo maneja un oligopolio internacional, integrado por CONECEL Y OTECEL, quienes actualmente controlan el 100% del mercado de la telefonía celular, aproximadamente “…17,6 millones de abonados (…), en Ecuador el 90% de la población tiene un celular. Existe 1.1 teléfonos por habitante y el ingreso promedio mensual para este rubro es de $10 (…) Conecel registra ingresos de $3.798 millones al año (…) Sus ganancias son de $2.046 millones (…) Mientras que Otecel (MoviStar) percibe $309 millones que significa 18% de ingresos adicionales. (Diario El Telégrafo, domingo 8 de junio de 2014).

El manejo de este negocio es producto del modelo de concentración económica que impulsó el gobierno del Arq. Sixto Durán Ballén y del Econ. Alberto Dahik Garzozi a partir del 10 de agosto de 1992, el mismo que, una vez que puso en vigencia la nueva Ley de Telecomunicaciones adjudicó a dedo el mercado de la telefonía celular a un oligopolio internacional integrado por CONOCEL Y OTECEL.

En ese proceso se excluyó al Estado de la participación accionaria y de la operación de este negocio multimillonario por parte de todos los gobiernos que han manejado el Estado, desde el Gobierno del Arq. Sixto Dirán Ballén hasta el actual de la “revolución ciudadana”.
Algunos analistas que conocen el manejo de este mercado estiman que el promedio de gasto de los usuarios[1] es de USD 20 mensuales por abonado y no de USD 10 como sostienen los funcionarios de gobierno, porque en este mercado de consumo, existen empresas y personas de mucho dinero que gastan mensualmente cientos y miles de dólares en el uso de la telefonía celular.

De ser verdad este cálculo, entonces los ingresos que estarían captando mensualmente las dos telefónicas serían de USD 352 millones, al año de USD 4.224 millones y en quince años que duran los dos contratos los ingresos serían de USD 63.360 millones, los cuales únicamente corresponden al uso de la telefonía celular y no a los ingresos de la televisión por cable, Internet, venta de equipos, telefonía fija, llamadas internacionales, etc., pero curiosamente el actual gobierno renegoció a dedo dichos contratos en mayo de 2008 por un monto de USD 700 millones, excluyendo al Estado del manejo del paquete accionario y de la operación de este servicio público, tal como procedieron los gobiernos de Sixto Durán Ballén y de Bucarám.

Una fórmula correcta de negociación de estos contratos debió ser una fórmula mixta, 50% de las acciones para el Estado y 50% para las operadoras, partiendo del principio económico de que el Estado es dueño del mercado de los usuarios y las telefónicas de la tecnología, la cual hubiera permitido que el Estado capte mensualmente el 50% de los ingresos de cada uno de los servicios antes referidos, pero esto no lo hicieron los gobiernos de Sixto Durán Ballén, de Bucaram y de Correa. “Por sus frutos los conoceréis” dice un principio bíblico.

“GANANCIAS DE TELEFÓNICAS SERÁN BASE EN NEGOCIACIÓN”

“Claro sumó utilidades por 901 millones de dólares y MoviStar por 309 millones. Esas cifras servirán en los diálogos para la implementación de la tecnología 4G, anunció el presidente Rafael Correa. Estas compañías reportan rentas de entre 36% y 44%, cifras más altas que el promedio de la región”.

“NEGOCIACIÓN CON TELEFÓNICAS SERÁ EN BASE A GANANCIAS”

“Durante el enlace ciudadano, el Primer Mandatario anunció contactos con las compañías Conecel (Claro) y Otecel (MoviStar) para la firma de un nuevo contrato con el Estado. El Gobernante destacó la alta rentabilidad de las operadoras”
“En base a la alta rentabilidad de las empresas operadoras de telefonía celular Conecel (Claro) y Otecel (MoviStar), el Gobierno se alista para negociar la concesión del espectro radioeléctrico.”

Así lo anunció ayer el presidente Rafael Correa durante el enlace 376, realizado en el cantón Arosemena Tola, en la provincia de Napo.

En mayo de 2008, el Estado concesionó las bandas para telecomunicaciones de celulares a las compañías Porta (Claro) y MoviStar por $700 millones, una cifra muy superior a la ejecutada en gobiernos anteriores.

Por 15 años de concesión del servicio (desde 1993), el Estado ecuatoriano recibió apenas 53 millones de dólares de cada una, producto de una renegociación contractual que favoreció a esas compañías en 1996.

Para el ministro de Telecomunicaciones, Jaime Guerrero, con la renegociación del contrato de 1996 se redujeron los ingresos del Estado y los accionistas, que eran medios de comunicación y banqueros, participaron de un “excelente” negocio.

Juan Carlos Solines, expresidente del Conatel en el Gobierno de Alfredo Palacio, intentó renovar la concesión en 2006, pero debido al cambio de Gobierno la renegociación fue suspendida, aseguró el funcionario.

Uno de los motivos para volver a ajustar estos montos es la “explosión” del mercado de celulares que se ha evidenciado en los últimos años, explicó el Jefe de Estado. Ecuador cuenta con 17,6 millones de abonados. “Esto es a causa del buen momento económico que tiene el país desde hace siete años”, explicó.

Según un estudio del Ministerio de Telecomunicaciones, en Ecuador el 90% de la población tiene un celular. Existe 1.1 teléfonos por habitante y el ingreso promedio mensual para este rubro es de $10.

En la actualidad ambas empresas registran un aumento de las ventas en Ecuador por lo que tienen importantes utilidades.
Conecel registra ingresos de $3.798 millones al año y $1.752 millones en gastos operativos. Sus ganancias son de $2.046 millones.

Correa explicó que su gastó de capital es de $962 millones, el cual lo usan para reinversión en más tecnología. Mientras que Otecel (MoviStar) percibe $309 millones que significa 18% de ingresos adicionales.

Esta renegociación se basará en esta rentabilidad y será para “sacar el mayor provecho en beneficio del pueblo ecuatoriano” destacó Correa”. (Redacción política, Diario El Telégrafo, domingo 8 de junio de 2014).

Para mantener este statu quo contractual quieren la reelección indefinida?

* Asambleísta de Pichincha (A)

Fuente: lalineadefuego.info

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: