Gitanos y pakistanies de Sant Roc crean una entidad conjunta para superar las tensiones raciales

10 julio, 2014

Imagen-Gitanos y pakistanies de Sant Roc crean una entidad conjunta para superar las tensiones raciales

Estación de Sant Roc - Baladona España

Paquistaníes y Gitanos quieren mejorar la convivencia de la zona sur de Badalona. Las entidades vecinales no confían en que se resuelvan los problemas del barrio.

La convivencia en un barrio como Sant Roc es difícil. Y no lo dicen sólo los vecinos “de toda la vida” de Badalona sino que también lo reconocen los gitanos, un colectivo muy arraigado a la zona, y los inmigrantes recién llegados que quieren hacerse un sitio en la ciudad. Tras varios enfrentamientos, los líderes de la comunidad paquistaní y gitana han decidido marcar un punto y aparte y han acordado la creación de una entidad conjunta que realice actividades en el barrio y acerque a ambos colectivos.

La nueva entidad se llama Asociación Intercultural de Badalona y tiene como principal objetivo “rechazar la discriminación” por ser de una raza o de un origen distinto y defender que todos los vecinos gocen “de los mismos derechos”. De momento está formada por personas de origen paquistaní de la zona sur y gitanos del barrio de Sant Roc, aunque también quieren integrar a la comunidad rumana. Sin embargo, la aproximación todavía no ha tenido éxito: “Han sufrido tanta persecución y rechazo que tienen desconfianza”, reconocen portavoces de la entidad.

José Cortés, el portavoz gitano de la asociación, asegura haberse sentido muchas veces “despreciado” por pertenecer a esta etnia y cree que hay que ponerle remedio. Si bien es cierto que tienen sus propias costumbres y cultura, lamenta que muchos de ellos quieren hacer un esfuerzo por integrarse en el barrio.

Distensión

En los últimos años han sucedido varios incidentes en la zona causados por peleas, agresiones e incluso malentendidos. Hace pocos meses un vecino paquistaní fue agredido por un grupo de personas de raza gitana y terminó en el hospital. “Vamos a demostrar que podemos convivir como todos los demás”, dice Cortés, porque “si esta pelea hubiese sucedido en otro sitio no se hablaría de gitanos y paquistaníes”, añade, “se hablaría de personas”.

Para llevarlo a cabo quieren organizar actividades donde participen el mayor número de vecinos, sean de donde sean. Ya han realizado un torneo de fútbol entre gitanos y paquistaníes y ahora quieren organizar triatlones y carreras en bicicleta.

“Tendríamos que haberlo hecho antes”, afirma Khan Asad, el portavoz de la comunidad paquistaní de la zona sur de Badalona. Es el presidente de la asociación de comerciantes de la calle Chile de Artigues e intenta unir al barrio desde hace tiempo.

Khan asegura que los primeros contactos están surgiendo efecto. Lo afirma después de relatar una anécdota vivida hace pocas semanas. Cuenta que tuvo lugar una discusión en Sant Roc entre un comerciante paquistaní y un gitano de La Mina “a causa de un malentendido”. Según el portavoz, “los gitanos del barrio ayudaron al comerciante a resolver el problema” y escuchó como los que venían de la Mina dijeron que “en el barrio los gitanos se defienden”. Con este relato, Khan quiere demostrar que las discrepancias “pueden solucionarse de otro modo” y aboga por “olvidar lo que haya podido pasar”.

Los vecinos autóctonos, recelosos

La unión de paquistaníes y gitanos en la zona sur de Badalona no ha causado euforia entre las asociaciones de vecinos de Sant Roc y Artigues. Más bien al contrario.

El presidente de la entidad vecinal de Sant Roc, Diego Justicia, considera que ya existen dos herramientas en el barrio para mejorar la convivencia, como son el Consorci Badalona Sud y el Consell del Districte, donde las entidades pueden unirse. “Pero no los usan”, apunta Justicia, que les recrimina que no se hayan acercado a la asociación de vecinos antes de crear una nueva entidad. “El entendimiento con los gitanos es y será difícil porque no miran por los demás”, critica.

La otra entidad vecinal de la zona, la de Artigues, tampoco es optimista con la eficacia contra el incivismo de una asociación intercultural. “Se quejan de que algunas medidas que se han tomado son racistas, y no es así”, reprocha el presidente de la asociación de vecinos de Artigues, José González.

Fuente: medios.mugak.eu

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: