Ecuador: La doble moral de Correa

9 octubre, 2014

Imagen-Ecuador: La doble moral de Correa

Por Atawallpa Oviedo Freire

 “Si los waoranis descubren la cura para el cáncer y eso significa miles de millones de dólares que nos permitirán salir de la pobreza, no lo pueden patentar, porque se está prohibiendo toda forma de apropiación de sus conocimientos (…) Ahí les están prohibiendo beneficiarse de sus conocimientos”. Rafael Correa.

Durante la década de los 80, el dueño de un laboratorio farmacéutico estadounidense, Loren Miller, obtuvo plantas de ayahuasca del pueblo Cofán en Ecuador y al llegar a Estados Unidos obtuvo la patente de la planta.

En 1996 la Coica (Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica) presentó una solicitud de revocatoria de la patente de esta planta sagrada utilizada ritualmente por cientos de años por los indígenas. La patente le fue cancelada en 1998 pero la Oficina de Patentes le devolvió el 17 de abril de 2001 y desde entonces Plant Medicine Corporation volvió a ser “dueña” del yagé (otro nombre de la planta). “Según muchos etnobiólogos y médicos, la concesión de una patente como la del yagé significa ingresos millonarios a los laboratorios de bio prospección que aprovechan los conocimientos ancestrales de los aborígenes y los recursos biológicos de sus territorios en la Amazonia y otras selvas tropicales de América y el mundo.”[1]

Posterior al yagé se han patentado otras variedades vegetales de uso ancestral, como la uña de gato, la sangre de drago, la quinina, la quinua y el campu, casi todas con aplicaciones medicinales. Es también conocido el caso de 750 ranas de la especie Epipedobates tricolor, que producen la epibatidina-analgésico 200 veces más potente que la morfina- que fueron robadas y el analgésico patentado en Estados Unidos. Y así en toda Amerindia y en el mundo entero, por ejemplo, en Perú se generó un escándalo a raíz de que el gobierno japonés secuestrara el yacón, tubérculo que tiene sabor dulce, pero no engorda y que podría reemplazar al azúcar.

En el hecho habrían estado involucrados el Centro Internacional de la Papa y autoridades peruanas, que sabían que las semillas iban a ser llevadas a Japón y no tomaron ninguna acción legal. El caso del yacón es una pérdida para el Perú y otros países que han cultivado la especie por siglos. Un caso similar se da con la papa, dándose el caso de que actualmente Perú importa papa de Holanda. El país inventor de la papa ahora la importa desde el mundo colonial [2].

Por éstas y miles de razones más, el indianismo ha luchado en todo el mundo para que no se patenticen sus conocimientos como sus plantas propias, muchas de las cuales no crecen silvestremente sino que son producto del talento de nuestros antiguos ingenieros, logrando en el caso del Ecuador que la Constitución del 2008 prohíba la apropiación total, siendo éste un paso fundamental contra la biopiratería y en defensa de nuestra cultura y saberes ancestrales. Se lo repitió 3 veces en la Constitución para que quede muy claro, pero para Correa es problema de mala redacción e incompetencia [3]. De igual manera se ha logrado que en otros países se incluya en las legislaciones nacionales esta defensa de la autoría indígena, pero seguramente ahora también empezarán a desmantelarlas, siguiendo a Correa líder del extractivismo del siglo XXI.

Las transnacionales nunca se han quedado cruzadas de brazos y han hecho todo el tiempo loving para que sus “chicos” asuman puestos en los gobiernos de turno y acepten firmar TLCs en los cuales se permita la libre “patentización”. Todos ellos con el mismo argumento que actualmente utiliza Correa, de que los indígenas también se beneficiarán de este comercio. ¿Será que Correa ha sido convencido o intimidado para que firme el último TLC con Europa y ahí se invoque la necesidad de libre patentizar los saberes indígenas?; o, ¿está demostrando -una vez más- de que en su afán de sostenerse en el cargo sigue abandonando sus principios? De ahí que es importante que el gobierno haga conocer los detalles del TLC para saber si hay algo de por medio. En todo caso, llama la atención que después de la firma del TLC se proponga cambiar la Constitución y abrir la posibilidad de la comercialización de los saberes indígenas.

Lo que sí es seguro, es que todos coinciden con el mismo discurso de que todo ello servirá para salir de la pobreza. ¿Será verdad?, o simplemente es el neo-entreguismo de Correa luego de 7 años de crítica al “bobo-aperturismo” hacia el FMI, BM, etc. A simple vista parece altruista, pero es obvio que la gran tajada será para los grupos económicos y las sobras para los indígenas. Como sucede con el petróleo y con todos los recursos naturales, pues el país es propiedad de un reducido 10% de la población, como bien lo sabe y lo ha señalado el mismo Correa.

A pesar de ello y repetirlo cansinamente no ha alterado un milímetro el nivel de acumulación del capital privado, los ricos están más ricos aunque diga que ha disminuido la pobreza. Cambiar la matriz productiva (que hasta ahora no empieza y es inviable) y no cambiar la matriz de acumulación, es simplemente abrir las puertas para que los ricos sean mucho más ricos y los pobres un poco menos pobres, pero que a la final se mantengan las estructuras de dominación y de dependencia a pesar de que disminuya la brecha entre unos y otros. Esa es la doble moral del correismo, un lenguaje revolucionario y socialista pero su praxis totalmente conservadora y procapitalista. ¿Entonces quién ha venido empujando la “restauración conservadora”?

Los cambios que se pretenden realizar son los siguientes: El artículo 57 de la Constitución dice: “Se prohíbe toda forma de apropiación sobre sus conocimientos, innovaciones y prácticas.”. Y este se reemplazaría por la siguiente propuesta: “Se podrá acceder, usar y aprovechar el conocimiento colectivo siempre que exista el consentimiento libre, previo e informado de sus legítimos poseedores y estos participen de manera justa y equitativa en los beneficios obtenidos”.

Correa nos sigue creyendo tontos [4], pues ese “consentimiento libre, previo e informado” será manipulado a través del linchamiento mediático del gobierno, como lo ha hecho con el agua y demás. La consulta previa es la trampa para socializar sus planes propios y así ganar asidero en un pueblo hambriento.

Además, la misma táctica del correísmo han utilizado las transnacionales, quienes también tienen sus políticas de inclusión social y de ayuda al desarrollo, y que son coincidentes entre ambos: canchas de fútbol, centros médicos, institutos religiosos, escuelas, colegios, carreteras, etc. Con todas estas “emblemáticas obras” se han ido abriendo paso para luego irse llevando todos los conocimientos y luego patentizarlos.

Y de paso agradeciendo a los gobiernos títeres que los han permitido ayudar a los pobres indígenas entregando algunos servicios caritativos, lo que quiere decir que son calificados como “buenos chicos” por el imperialismo neo-colonial y los beneficios que ello implica.

El artículo 322 dice: “Se prohíbe toda forma de apropiación de conocimientos colectivos en el ámbito de las ciencias, tecnologías y saberes ancestrales”, se sustituiría por: “Se reconoce la propiedad intelectual de acuerdo con las condiciones que señale la ley y se prohíbe la apropiación sobre recursos genéticos que contienen la diversidad biológica y la agro diversidad”.

A su vez artículo 402 dice: “Se prohíbe el otorgamiento de derechos incluidos los de propiedad intelectual”, será cambiado por: “Se podrán otorgar derechos, incluidos los de propiedad intelectual, sobre procedimientos y productos derivados o sintetizados, obtenidos a partir de los conocimientos colectivos asociados a la biodiversidad nacional, siempre que las comunidades, pueblos y nacionalidades, en calidad de legítimos poseedores de dicho conocimiento, participen justa y equitativamente de los beneficios obtenidos de forma sostenible y sustentable”.

Lo que implica que Loren Miller ahora sí podrá tener la propiedad intelectual del ayahuasca en el Ecuador, para ello generará un derivado o sintetizará con alguna mezcla de otra planta para decir que es particular y único el compuesto; y así con otras plantas y saberes ancestrales. Dejará unos cuantos millones de dólares en las comunidades y en el Estado, quizás en “forma justa y equitativa” al interior del Ecuador, pero él solito recuperará 10.000 veces más en el mundo entero. Bravo señor Correa, Ud. si que ama a los indígenas y a la Patria de unas cuantas familias dueñas del 90% del país.

En definitiva, la voracidad de los conquistadores desde que llegaron hace 500 años a Amerindia no ha parado hasta el día de hoy, es más, se ha acentuado cada vez. Si los primeros conquistadores eran desalmados y los asesinaban a nombre de Dios y de los reyes, los modernos los asesinan culturalmente y epistemológicamente a nombre del progreso y el desarrollo. Los antiguos conquistadores decían que les venían a salvar del pecado y la ignorancia, los modernos dicen que les vienen a salvar de la pobreza y el subdesarrollo.

A pretexto de un supuesto futuro descubrimiento, el correísmo quiere terminar concretamente con el pasado. Esto es, acabar con las ontologías y saberes indígenas para imponer definitivamente el colonialismo.

Con ello lograr la “segunda y definitiva” conquista de los pueblos indígenas, cual ha sido el propósito principal del conquistador desde que llegó hace 500 años a Amerindia. Bajo el argumento de salir de la pobreza los neo-conquistadores quieren la alienación y la enajenación completa de los pueblos originarios, y con ello finiquitar el proceso de conquista iniciado por sus ancestros para lograr la incorporación completa de los indígenas al colonialismo mundial, eufemísticamente llamado primer mundo. ¡Viva la doble moral!

[1] El caso del yagé, Juan José Hoyos, El colombiano.com

[2] “En estos momentos las papas fritas son uno de los productos más grandes que importa Perú de Holanda. Imagínense a Perú como país papero adquiriéndonos estos productos”, dijo con un tono de sorpresa Carla Brokking, agregada comercial de la Embajada de Holanda. La especialista indicó que su país está dispuesto a apoyar al Perú para cambiar esa situación a través de darle más valor a la papa peruana. “Tenemos todo el conocimiento desde la cosecha, almacenamiento, y también líneas para el procesamiento de papas que ya están ingresando al Perú”, expresó Carla Brokking. Adexnews Boletìn 724.

[3] “Cuando hay incompetencia se puede hacer mucho más daño que bien. Se puede condenar a la pobreza a los mismos que queremos ayudar”, sostuvo Correa al explicar que este error se repite tres veces en la Constitución.

[4] Ese fue el mismo motivo para derrocar a Mahuad, Bucaram y Lucio, y de eso no se da cuenta Correa.

Fuente: vitalismoandino.blogspot.com.

 

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: