Ecuador: Detener las enmiendas constitucionales del correismo con la movilizacion popular

10 noviembre, 2014

Imagen-Ecuador: Detener las enmiendas constitucionales del correismo con la movilizacion popular

Cómo era previsto, y cumpliendo los dictados del Presidente Correa, los miembros de la Corte Constitucional (CC) dieron paso a 16 enmiendas de las 17 propuestas presentadas por PAIS en julio pasado, incluida por supuesto la reelección indefinida. Todo esto la víspera del último feriado.

El fallo se encuadra plenamente en los planes y plazos fijados por el oficialismo, que ahora tramitará los cambios constitucionales por la vía de la Asamblea Nacional. Así, el bloque de Alianza PAIS anunció que en noviembre se realizaría el primer debate, en diciembre del 2015 se aprobarían las enmiendas y en enero 2016 se reformaría el Código de la Democracia, justo a tiempo, para que Rafael Correa pueda ser candidato el 2017.

El rechazo social a la burda actuación de la Corte Constitucional ha motivado la respuesta de su presidente, Patricio Pazmiño, quien balbucea un supuesto “engaño social y vendetta en su contra” y dice que se pretende “desestabilizar la institucionalidad”. Ese mismo discurso asume Doris Solís al declarar que “hará cumplir la resolución de la Corte Constitucional” y el propio Rafael Correa advierte que la verdadera consulta será el 2017.

Lo cierto de esta manera el correísmo huye de una Consulta Popular, cuya convocatoria reclama la mayoría absoluta de la población (73% a nivel nacional según CEDATOS y 93% en Quito y Guayaquil según Perfiles de Opinión). Desde la izquierda, organizaciones como Unidad Popular, a través de su Director Nacional Geovanni Atarihuana, se desafía al gobierno para que se convoque a la consulta.

El paquete de contrarreformas, ahora avaladas por la Corte Constitucional, incluye además la incorporación de las Fuerzas Armadas a “preservar la seguridad interna”, léase represión; la disminución de las competencias de la Contraloría sobre el cumplimiento de los programas estatales; la restricción de convocatoria a consulta popular sobre cualquier tema, definir a la comunicación como un servicio más que un derecho.

Además se incluye una enmienda laboral para que los trabajadores públicos no estén amparados por el Código del Trabajo, lo cual a criterio de José Villavicencio, presidente de la Unión General de Trabajadores del Ecuador (UGTE); y Edwin Bedoya, vicepresidente de la Confederación de Organizaciones Clasistas y Unitarias CEDOCUT, significará el fin del sindicalismo, de la estabilidad laboral y del contrato colectivo en el sector público.

Frente al carácter autoritario y antidemocrático de las contrareformas constitucionales, las organizaciones sociales han anunciado que la jornada de movilización convocada para el 19 de noviembre tiene en su plataforma el rechazo a las reformas antiobreras y a la reelección indefinida, así como la exigencia de la convocatoria a la Consulta Popular. Al respecto Nelson Erazo, presidente del Frente Popular declaró: “La única forma para detener esta avalancha de la nueva derecha conservadora que se encuentra en el gobierno será a través de la movilización, la unidad y la organización de los trabajadores”

Fuente: pcmle.org

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: