Ecuador: Una CUPRE sin sabor

25 noviembre, 2014

Imagen-EEcuador: Una CUPRE sin sabor

Por Marco Villarruel *

Un grupo de agenciosos empleados de alguna de las empresas que gestionan espectáculos y que fueron contratadas por la SECOM para desarrollar el evento de temporada cierran las persianas, apagan las luces, desmontan las cámaras.

Publicitado hasta el hartazgo, la Cumbre por un Periodismo Responsable, CUPRE, por medio de los voceros de las empresas contratistas, afirmaron que llegaron tres mil jóvenes estudiantes de Comunicación y Periodismo de todo el país.

Los expositores internacionales contratados para el efecto dijeron cosas muy serias y muy ciertas en el campo del debate internacional sobre comunicación y medios. Intervinieron Francisco Sierra (actual funcionario del gobierno con asiento en CIESPAL), Mauricio Jaramillo, Martín Becerra, Guillermo Mastrini, Mikel Ayestaran (quien se opuso a la censura de fotografías con contenido violento). José Finol (actual becario del gobierno del Ecuador), insistió en la censura.

Las exposiciones hicieron referencia a temas sobre los cuales teóricamente hay pocos desacuerdos: un periodismo que forme y eduque a la sociedad: los movimientos sociales y la democratización de la sociedad: el tratamiento de la información en los medios digitales; el tratamiento de los medios de comunicación en la difusión de noticias y construcción de opinión pública; los monopolios de la comunicación; el poder simbólico de los medios, entre otros. Hablaron también de Gramsci en un auditorio donde el vicepresidente Glass bostezaba junto al Prefecto Jairala.

Todo bien. Son los temas de moda y que ameritan este enorme supermercado de la comunicación en el que hubo transmisiones en vivo por parte de los medios del gobierno, hermosos stands, muchas publicaciones de promoción de las entidades estatales, especialmente las que tienen que ver con la comunicación y la información.

“Se trata de respaldar la nueva hegemonía estatal revolucionaria” se sinceró el vicepresidente boliviano Álvaro García Linera, inesperado contertulio invitado para hablar en un tema donde multiplicó los lugares comunes en comunicación.

No obstante en el mundo real, en el mundo de la vida, allí, en la calle del frente, se escurrían los temas cotidianos que con pensada candidez habían olvidado los expertos en comunicación: en esta misma fecha terminó el registro de los defensores de los oyentes, televidentes o lectores, cuya lectura nos lleva a pensar que serán en algunos casos los censores a favor del correato. El presidente de CORDICOM, Patricio Barriga, ex presentador de noticias de los canales del grupo Isaías y hoy devenido en guardián de la revolución en la comunicación, anuncia que está listo el reglamento para determinar la sintonía en la TV, ya que los medios “deciden todo lo que un país debía mirar” olvidando a los veinte y tantos medios de comunicación de corte oficial y las directivas estratégicas que emanan de Carondelet.

Esas mismas fechas el gobierno lanzaba dos cadenas nacionales de radio para atacar al periodista Diego Oquendo, quien había recordado las remuneraciones adicionales que habían percibido algunos altos funcionarios.

Desde luego los pensadores contratados no se ocuparon del estado de los derechos humanos en el Ecuador o en su defecto hablasen de la pésima calidad de los medios de comunicación locales. Habría sido muy bueno conocer qué piensan de los nuevos monopolios de la comunicación o de la intocada lista de frecuencias de radio que sigue beneficiando a determinados personajes cercanos al gobierno, desde luego con la peor programación nacional.

La burbuja no les permite ver más allá de sus narices. Prefirieron tocar los temas light, aquellos que no dan problema. Después de todo el que paga es el que manda.

Docente universitario. Periodista

Fuente: ecuadorlibrered.tk

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: