KAWSAYPAK WASI-casa para la vida

13 enero, 2015

Imagen-Video Argentina: Cristina Fernandez no recibio a los pueblos indigenas

Las reacciones de malestar de personajes nacionales y extranjeros intelectuales, dirigentes sociales e indígenas y ciudadanía en general, se han hecho públicas por la decisión del gobierno de Rafael Correa a través del representante de la MIES de dar por terminado el convenio de comodato suscrito con la CONAIE, con lo cual la conocida casa de la CONAIE deberá devolverse al Estado.

Una carta ha dado la vuelta la región y algunos países de Europa, carta a la que se han adherido rúbricas de representantes sociales connotados en defensa de la “Casa de la CONAIE”, a donde intelectuales y actuales presidentes han acudido alguna vez,, uno de ellos Evo Morales, cuando fue dirigente cocalero y legislador de Bolivia; y el mismo Rafael Correa, para hablar de política y de paso hacía proselitismo, así como líderes indígenas de todos los continentes.

Al interior del inmueble el presidente actual Jorge Herrera recordó que desde esta casa se organizó la lucha de los pueblos, se ha frenado la privatización y se ha detenido los tratados de libre comercio, así como se ha construido la propuesta de este Estado plurinacional e intercultural que hay consta en la Constitución y que, a la hora de respetarla el gobierno toma medidas como ésta.

La voz de una mujer rebelde y conocedora de las leyes, Nina Pacari, decía que no se defiende solamente la suscripción de un convenio de una casa, sino el respeto a un pacto y entendimiento que debe existir entre pueblos indígenas y gobierno. “Estamos en un proceso de construcción y la propia Constitución ya reconoce no solamente el carácter plurinacional sino el hecho de la aplicación directa de la Constitución”.

La dirigencia ha calificado a Correa como el Cristobal Colón de este milenio, porque pretende sacarnos de nuestra casa, e impulsar nuevas colonizaciones. Decimos que no a las nuevas arbitrariedades, lo decimos -y somos enfáticos- tanto autoridades originarias, antiguas, que están al mando del movimiento indígena, que esta para defender, no la casa, sino el proceso histórico de los pueblos.

Como solución viable se plantea la reversión la decisión del Estado, pero la exigencia, para no estar sujetos al vaivén de cada gobierno, y de acuerdo a la cultura occidental, es la entrega del título propiedad definitivo.

Humberto Cholango ex presidente de la CONAIE, dijo “aquí se ha gestado la defensa del país, de nuestra nación, desde aquí defendimos a los ecuatorianos de todos los gobiernos neoliberales, y hay que recordar la historia, desde esta casa le paramos a Sixto Durán Ballén, cuando quería privatizar la seguridad social y la áreas estratégicas del Ecuador, desde esta casa nos opusimos al gobierno populista de Abdalá Bucarán, desde esta casa resistimos y construimos una nueva opción política derrotando al gobierno de Jamil Mahuad, cuando entregaba la soberanía de nuestra nación, las bases militares, la dolarización. Desde esta casa resistimos para derrotar al TLC y recuperar el petróleo de las ecuatorianas y ecuatorianos cuando tenían los contratos del 80% para las transnacionales y 20% para el país; desde esta casa construimos las dos constituciones políticas, especialmente la del 2008 que está vigente, y desde esta casa vamos a seguir construyendo la esperanza, la alegría y la felicidad para nuestro pueblo y nuestras nacionalidades. No es el momento de hablar solo de la casa, también urge tratar temas como el Decreto 16, sobre la política extractivista, de la educación intercultural bilingüe en las instituciones indígenas, la construcción del Estado plurinacional, estados modernos, nuevos y no copiando a Estados Unidos y a Europa, sino de acuerdo a nuestra realidad, de acuerdo a los pensamientos diversos de los ecuatorianos” .

Para el movimiento indígena, la casa de la CONAIE, es el símbolo de la resistencia, de dignidad, de historia de lucha de los pueblos.

Gerónimo Yantalema en una carta le describe a su sede como la Casa para la Vida, símbolo de recuperación y restitución del despojo colonial. Y que” la verdadera pretensión es opacar la adhesión de Ecuador al Tratado de Libre Comercio con Europa, que antes ya fue firmado por Colombia y Perú, y que en nuestro caso se dio a espaldas del pueblo ecuatoriano. Aprobar una ley de tierras que deja intacta el acaparamiento y la mercantilización de la tierra, protegiendo a los terratenientes y vulnerando a los campesinos e indígenas sin tierra, y otras leyes y reglamentos inconsultos e ilegales.

La dirigencia y sus bases no abandonarán la sede y se mantendrán en vigilia, muchas organizaciones apoyan la decisión del movimiento y apoyan que el gobierno debe desistir de su planteamiento y respetar la autonomía, la dignidad y el accionar de los pueblos.

Fuente: nodo50.org

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: