Buscan respuestas por ecuatorianos desaparecidos en ruta a EEUU

4 febrero, 2015

@Zaira_Reporter

Nueva York – El último día que Carmelina Tacuri (66) escuchó la voz de su hija María Gladis Guartazaca fue el 3 de diciembre de 2011, cuando le llamó desde la frontera mexicana para informarle que estaba por cruzar a Estados Unidos por el desierto de Arizona.

“Se fue soñando con dejar de ser pobre”, expresó Carmelina desde Ecuador en una entrevista telefónica con El Diario. “No le hubiera dejado ir. Aunque con poco de comer, todavía estaría con nosotros”.

Carmelina, una agricultora del sector de Cancay, en la parroquia de Luis Cordero, del cantón de Gualaceo, dijo que su hija se comunicó durante el trayecto de Ecuador a Guatemala. “El coyote cobró $3,000 para pasarla a México. Lo último que se supo es que sí llegó a Estados Unidos”, apuntó.

El caso de María Gladis Guartazaca se suma al de unos 200 inmigrantes ecuatorianos desparecidos en la frontera mexicana o países de tránsito, según la organización binacional (Ecuador-Estados Unidos) 1800Migrante. La cifra la sustenta un reporte de la exfuncionaria del Viceministerio de Movilidad Humana, Lorena Escudero, divulgado en 2010.

Cuando decidió emigrar, Guartazaca (39) dejó al cuidado de su hermana a sus dos hijos adolescentes. Emprendió la travesía el 9 de noviembre de 2011 anhelando reunirse con sus cuatro hermanos en el área triestatal de Nueva York.

“Hemos hecho todo por encontrar a mi hermana, todavía tenemos esperanza de que aparecerá”, dijo Beatriz Guartazaca, avecinada en Connecticut.

Su hermano Luis dijo que María Gladis ingresó a territorio estadounidense por el estado mexicano de Sonora. Uno de los compañeros de viaje, que logró llegar a Connecticut, reveló a la familia que la mujer fue arrestada por autoridades migratorias.
Luis comentó que la Embajada de Ecuador realizó una pesquisa en hospitales y prisiones federales y locales de Arizona y estados fronterizos, pero hasta ahora no hay pistas.

“No volvimos a saber del inmigrante que vino con mi hermana. Tal vez nos mintió o tuvo miedo de decir la verdad”, dijo el también residente de Connecticut.

Mientras tanto, Jessica Alexandra Gómez (17), hija de María Gladis, vive en Cancay con su abuela Carmelina y espera volver a ver la sonrisa afable de su madre.

“Cuando se fue, nos dijo a mi hermano y a mí que nos portáramos bien. Pensamos en ella todos los días, queremos verla”, expresó la joven.

Cientos de casos

Además de los inmigrantes desaparecidos en la frontera con EEUU, la prensa ecuatoriana ha reportado casos recientes similares en la frontera sur mexicana o países de tránsito.

El abogado y activista William Murillo, presidente de 1800Migrante, documentó 96 de estos casos —incluyendo el de María Gladis Guartazaca— y busca que los gobiernos ecuatoriano, estadounidense y mexicano investiguen la desaparición de sus connacionales.

Murillo es abogado de Freddy Lala Pomavilla, el ecuatoriano sobreviviente de la masacre de 72 inmigrantes en San Fernando, Tamaulipas, a manos del cártel mexicano Los Zetas, en 2010.

“Las autoridades y organizaciones civiles del Ecuador tomaron conciencia de los desaparecidos a raíz de las muertes en Tamaulipas”, indicó Walter Sinche, activista ecuatoriano de Queens. “Son muchos los casos estancados en las gavetas gubernamentales de los países involucrados. La pregunta es qué hacen para resolver esta crisis”. Lala Pomavilla es originario del Cañar, una provincia de donde llegan muchos inmigrantes. Murillo destacó que la mayoría de los desaparecidos son oriundos de Chordeleg, Gualaceo, Paute, El Tambo, Riobamba, Cuenca, Ambato, Azogues y Cañar.

Sinche explicó que el área triestatal de NY es el destino común de inmigrantes ecuatorianos, pero algunos nunca llegan. “Urge humanizar las cifras. Son madres, hijos y esposos perdidos”, enfatizó Sinche.

Murillo apuntó que, de los 96 casos que documentó entre 2012 y 2014, logró la identificación de los restos de dos inmigrantes gracias a huellas digitales y placas dentales. “El más antiguo de estos casos data de 2005″, indicó. “Sin una investigación efectiva, no habrá consuelo para las familias. No se puede postergar una acción realista para un problema de años”.

La exfuncionario del gobierno ecuatoriano en NY comentó que la desaparición más reciente es la de Luis Salazar (31), del Cañar, y padre de dos niños.

“Luis se perdió en el verano del año pasado. Un sueldo semanal de $60 lo obligó a buscar una vida digna en EEUU, y ahora no se sabe nada de él”.

Consultado por El Diario, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador señaló que dado que las desapariciones no ocurrieron al tratar de entrar a los EEUU, sino en fronteras intermedias, no cuenta con estadísticas precisas del número de casos ocurridos.

Dinámica de la inmigración ecuatoriana

A diferencia de los centroamericanos que se exponen a largas y peligrosas travesías, la dinámica del inmigrante ecuatoriano es más discreta.

“Viajan en avión o barco. El cruce por tierra es la opción menos costosa, pero la última en ser elegida por la violencia en las fronteras de Guatemala y México”, indicó Martha Sánchez Soler, organizadora en México del Movimiento Migrante Mesoamericano, en entrevista telefónica con este rotativo.

Francis Madis, organizadora de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York (NYCC), dijo que cada vez más ecuatorianos optan por venir al país con visa turista.

“Llegan legalmente, dejan vencer el plazo de la visa y se quedan sin estatus legal en EEUU”, destacó. “Es una forma efectiva de evadir la desaparición, la muerte o el secuestro en los países de tránsito”.

El activista Walter Sinche manifestó que muchos ecuatorianos arrestados por autoridades migratorias estadounidenses optan por identificarse como mexicanos, para evitar la deportación a su país, lo que dificulta el rastreo en caso de desaparición.

Enclave ecuatoriano

El último censo reveló que unos 272,000 ecuatorianos radican en Nueva York, aunque grupos comunitarios estiman que la cifra supera el millón al sumar la populación de los estados vecinos de Nueva Jersey y Connecticut. En la Gran Manzana, la mayoría de inmigrantes viven en Queens, Brooklyn y El Bronx.

Fuente: eldiariony.com

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: