Mery Zamora García, una maestra que incomoda al poder

10 febrero, 2015

Imagen-Ecuador: Proximo martes 27, Audiencia de casacion caso Mery Zamora

Por Patricia Huiracocha

“La verdad siempre triunfa en contra de la mentira. La pelea es peleando, aun cuando el adversario parezca invencible. Seguiré de pié hasta el final.”

Son palabras de Mery Zamora García, mujer, madre, hermana, educadora, ex presidenta de la UNE y lideresa de los maestr@s quien nació en la provincia de Manabí y hoy está acusada de sabotaje y terrorismo ante los hechos suscitados el 30-S. Ha tenido que enfrentar un juicio lleno de vicios legales, donde no se ha respetado el debido proceso y el derecho a la defensa de esta dirigente, evidenciándose una clara persecución política por el solo hecho de pensar diferente.

Decir lo que se piensa en este país complica la vida, pero sin lugar a dudas ¡vale la pena! Mery Zamora jamás ha callado ante las injusticias, sus palabras han sido la voz de los maestr@s, ella ha visibilizado lo que el poder quiere que nadie vea, y con voz clara, altiva y sin miedo ha dicho: – “Yo soy Mery Zamora y no me Arrodillo ante la prepotencia. Mi dignidad de Mujer, Madre, Maestra, no tiene precio, tiene un valor incalculable. No a la persecución “-, lo que ha sonado como un estruendo a los oídos del mando, desconstituyendo el discurso unilateral del prepotente. Y es por esto, que después de que su inocencia fuera ratificada por la Corte Nacional de Justicia en junio de 2014, nuevamente ha sido llamada a una audiencia dentro de la acción extraordinaria de protección presentada por el fiscal general Galo Chiriboga.

Mujer incómoda para al dominio, que por su valentía, fuerza y ejemplo ha entrado en la memoria del pueblo. ¡Si!, ¡en la memoria! no en la historia. Entre las dos existe una gran diferencia: la memoria, a veces clara, otras veces difusa, aflora como gesto humano para llenarnos de energía y ayudarnos a resistir; en cambio la historia la escriben los amos y la repiten sus locutores, sus ovejas serviles. Karl Marx en su libro El 18 Brumario de Luis Bonaparte dice: “La historia ocurre dos veces: la primera vez como tragedia y la segunda como farsa”, esto sucede en el caso de Mary Zamora, que es tragedia y es farsa. Tragedia porque la injusticia funcional al capital le ha robado tiempo a esta luchadora social y al pueblo, tiempo que podría ser empleado en hacer lo que ella mejor sabe hacer: luchar por nosotros, por los pobres, por el poder de los obrer@s, por la Patria Nueva, por el socialismo. Y farsa porque se ha montado una serie de trampas, maniobras y absurdos que de ninguna manera pueden determinar su culpabilidad.

Mery Zamora mujer autentica, revolucionaria, marxista leninista, que desencaja en los cálculos establecido por el patriarcado, ha sabido evocar la ternura y la paciencia cuando se trata de enseñar a sus alumnos y amar a su familia. Transgresora de la ficción hegemónica de lo que es ser madre hace mucho que se secó las lágrimas de la pobreza y el hambre y enseño a sus hijos a templar el acero, como resistencia ante un sistema injusto. Enseñar para ella ha sido un acto de libertad, ha defendido la educación laica, gratuita y de calidad como un derecho de tod@s y no como un privilegio de poc@s.

Mujer de muchas luchas, conquistas y derrotas pero siempre fiel a sus principios pues como diría Transito Amaguaña “Ella ha viajado, ha caminado por todos los lugares, pero jamás ha negociado con la sangre de sus hermanos”.

SOLIDARIDAD CON MERY ZAMORA Y CON LOS PERSEGUIDOS POLÍTICOS.

“La libertad solamente para seguidores del gobierno, solamente para miembros de un partido – por más numeroso que fuere – no es libertad. La libertad siempre es libertad de quienes piensan distinto. No por el fanatismo de la ‘justicia’, sino porque todo lo vital, lo curativo y depurativo de la libertad política depende de este carácter, y su efecto falla cuando la ‘libertad’ se convierte en un privilegio”Rosa Luxemburgo

fuente: ecuadorlibrered.tk

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: