Re-Elección indefinida en Ecuador: ¿democracia o perpetuidad?

18 febrero, 2015


Por Dr. Luis Góngora

Una de las bases democráticas que admiro de Estados Unidos, es la alternativa de las más altas funciones de un estado y más que nada “check and balances” es decir el equilibrio de poderes entre las distintas funciones del Estado para evitar la concentración de poderes que se vuelve tan peligrosa para cualquier nación, especialmente donde se dice que hay democracia.

Partiendo de esta premisa, veo con mucha preocupación el panorama político del País que me vio crecer y me dio la oportunidad de ser un profesional y servir a mi colectivo, Ecuador, donde el actual mandatario, Rafael Correa, con mucho empacho, ha movilizado sus bases y por supuesto los votos en la Asamblea Nacional para promover su re-elección indefinida.

Cabe mencionar que en Ecuador no había la re-elección indefinida inmediata antes de este gobierno, pero la flamante Asamblea Nacional del 2007 (en absoluta mayoría oficialista) modifico la Constitución y aprobó la re-elección presidencial por tan solo un periodo más, lo cual fue muy bien aprovechado por Correa para lanzarse sin dudarlo, primero a votación por el segundo mandato (2007) ya que no hizo constar su elección en 2006, y la re-elección en el 2013. Hasta ahí sonaba como un merito a su “Labor”.

Pero consideremos que ya son tres periodos de gobierno y sin que se vean cambios sustanciales en el País, ya que si así fuera el índice delicuelcial no sería tan grave como lo está en estos momentos, que sin duda es un indicador social de cómo está la situación en un país, debo decir con mucha pena.

Ya se rumora oficialmente que la Asamblea del ecuador, ya planea la re-elección INDEFINIDA, cuando en repetidas entrevistas el mismo presidente había dicho que “jamás se lanzaría a una re-elección, porque eso es perpetuarse en el poder y que eso no era democracia”. Hipocresía al 100%, porque ese proyecto ya está caminando, como que no hay mas lideres que estén en capacidad de tomar los destinos políticos de este noble y aguantador País, que se debate en medio de una serie de favoritismos políticos, que han copado con todas las funciones del Estado y que no permiten un real balance de la legislativo, y obvio el ejecutivo han claudicado en un solo eje, el del Presidente, quien pregona haber logrado el “milagro ecuatoriano”, milagro que no se ve.

No sé cuánto tiempo más se necesitaría para lograr el real cambio que todos anhelamos, pero creo que con ese estilo confrontacionista del actual mandatario no lo alcanzaremos nunca.

PD: “no es bueno que un ciudadano permanezca tanto tiempo en el poder, este se acostumbrara a mandar al pueblo y este a obedecerlo” Simón Bolívar

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: