Respuesta a mensaje Presidencial

16 abril, 2015

Ulbio Cárdenas S.

Señor Economista Rafael Correa, Presidente de la República:

Soy un jubilado que el 14 de abril a las 16h53 recibí una llamada del 023800062 y con sorpresa escuché su inconfundible voz, que en mensaje pregrabado defendía la reforma a la Ley de Seguridad Social que elimina la obligación al Estado a aportar el cuarenta por ciento de las pensiones jubilares. En su mensaje usted acusó a los “mismos de siempre” de falsear la verdad para confundir a jubilados y trabajadores. Al respecto quiero recodarle lo siguiente:

1.- La Seguridad Social es un DERECHO proclamado en la Constitución por usted promovida, construida con una intensa participación popular y aprobada en referéndum por la inmensa mayoría de ecuatorianos entre los cuales me incluyo.

2.- Esa Constitución define al Ecuador como un Estado de Derechos y deja atrás el viejo concepto de estado de derecho; estableciendo como su obligación primordial la de garantizar la plena vigencia de los derechos constitucionales, sin que ninguna norma secundaria los pueda restringir. El artículo 34 incluye en la seguridad social a quienes realizan trabajo no remunerado en el hogar. El 369 ordena que las prestaciones para esas personas se financiará con APORTES del Estado; sin embargo usted y sus asambleístas liberan de esa obligación al Estado, para descargarla sobre los trabajadores privados disminuyendo sus utilidades. No se requiere ser experto en derecho para darse cuenta que usted y sus asambleístas están equivocados (¿de buena fe?).

3.- Usted dice que el IESS tiene superávit y no va a pagar ni la deuda que tiene el estado, ni el cuarenta por ciento de las pensiones jubilares que la Ley de Seguridad Social establece. Pero en medio de sus elucubraciones, ignora (¿de buena fe?) que el 371 de la Constitución que usted juró dos veces respetar, incluye al Estado como uno de los tres entes que financian el Seguro General Obligatorio. Esa norma dice que los aportes del Estado constarán en el Presupuesto General del Estado. Lo citado es mandatorio, no discrecional y usted es el primer llamado a cumplir y hacerla cumplir. Pero hay más, el 372 dice que los fondos y reservas del Seguro General Obligatorio son propios y distintos de los del fisco, o sea, el IESS NO ES DEL ESTADO como usted y sus asambleístas proclaman; y, esa misma norma dice que NINGUNA INSTITUCIÓN DEL ESTADO PODRÁ MENOSCABAR EL PATRIMONIO DEL IESS….. Al privarle al IESS de los aportes del Estado dispuestos en la Constitución, usted y sus asambleístas están menoscabando el patrimonio del IESS, haciendo tabla rasa de la Carta Magna que juraron respetar e irrogando un grave perjuicio a esa institución que podría colapsar en veinte años sin el aporte estatal.

Seguramente en ese tiempo yo no estaré, los trabajadores que vienen atrás sufrirán las consecuencias de un desacierto, como otros que usted y los suyos están acostumbrados a imponer abusando del poder que les confirió el pueblo.

¿Será que el largo y continuado ejercicio del poder les hizo perder el rubor?

Termino diciendo que en otras circunstancias sería un honor recibir una llamada telefónica con un mensaje presidencial; pero en estas circunstancias, lo digo con firmeza que me causó indignación, como indignados están la generalidad de jubilados por su visión sobre el problema analizado que constituye una grosera tomadura de pelo a jubilados, trabajadores y amas de casa.

Fuente: www.facebook.com/groups

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: