Obligado a dar respuestas

29 abril, 2015

Por Stalin Vargas Meza*.

Escucharle al Ministro de Educación decir que ahora se va a ¨Fomentar que en la jornada de cuarenta horas, al menos diez horas a la semana correspondan a actualización profesional, investigación pedagógica y planificación curricular¨[1] y posteriormente en la cuenta de Twitter manifestar que ¨desde mayo en la costa y septiembre en la sierra dos horas diarias de la jornada de trabajo docente podrá ser realizada fuera del plantel¨, suena a una respuesta obligada para pretender recuperar el apoyo del magisterio al gobierno correísta.

Es necesario recordar que el 8 de marzo de 2012, la Unión Nacional de Educadores, presentó un Proyecto de Reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural, haciendo uso del Art. 103 de la Constitución de Montecristi que permite la Iniciativa Popular Normativa para la presentación de leyes o reformas de ley.

El Proyecto de Reformas a la LOEI contó con el respaldo de miles de firmas de los maestros, fue calificado por el Consejo Administrativo de la Legislatura, el 6 de junio de 2012 como ¨prioritario para el Ecuador¨[2] y lo remitió a la Comisión Especializada Permanente de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología.

El proyecto debía ser tramitado conforme lo dispone el Art. 103 de la Constitución, que señala: ¨Quienes propongan la iniciativa popular participarán, mediante representantes, en el debate del proyecto en el órgano correspondiente, que tendrá un plazo de ciento ochenta días para tratar la propuesta; si no lo hace, la propuesta entrará en vigencia. Cuando se trate de un proyecto de ley, la Presidenta o Presidente de la República podrá enmendar el proyecto pero no vetarlo totalmente¨[3]. Lo cual significa que el proyecto de Reformas a la LOEI debía estar vigente, por así mandarlo la Constitución de la República.

Entre las 33 reformas planteadas por la UNE, señalaremos la referida a la JORNADA LABORAL que decía lo siguiente: ¨la jornada semanal de trabajo será de cuarenta horas ¨pedagógicas¨, de la siguiente manera: seis horas pedagógicas diarias, cumplidas de lunes a viernes. El tiempo restante hasta cumplir las ocho horas ¨pedagógicas¨ diarias estará distribuido en actualización, capacitación pedagógica, coordinación con los padres, actividades de recuperación pedagógica, trabajo en la comunidad, planificación, revisión de tareas, coordinación de área y otras actividades contempladas en el respectivo Reglamento¨[4].

Han transcurrido más de 3 años de permanentes reclamos y exigencias por parte de los maestros y la Unión Nacional de Educadores, para que el Ministro de Educación, entienda que tener al magisterio enclaustrado ocho horas no va a resolver los problemas de la educación ecuatoriana.
No basta solo la declaración del Ministro y la publicación en Twitter, es necesario que la Asamblea Nacional apruebe la propuesta de reforma al Art. 117 de la LOEI, para que los cambios queden en firme y no estén sujetos al interés personal de las autoridades educativas.

Llegó el momento de debatir con la comunidad educativa los cambios que necesita la educación ecuatoriana para mejorar su calidad y hacer realidad el Buen Vivir. Decir que ¨el maestro es el pilar fundamental para el cambio educativo¨, no puede convertirse solo en un discurso para que aplaudan los asistentes, el maestro debe participar activamente en los cambios educativos.

*Stalin Vargas Meza Ex presidente UNE nacional

[1] http://educacion.gob.ec/ministerio-de-educacion-y-la-red-de-maestros-celebran-la-suscripcion-de-agenda-conjunta-de-trabajo/

[2] Memorando SAN 2012, CAL Asamblea Nacional.

[3] Constitución de la República

[4] UNE, Proyecto de Reformas a la LOEI, Quito 8 de marzo 2012.

Fuente: ecuadorlibrered.tk

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: