¡Solo los trabajadores y el pueblo son capaces de transformar el mundo!

30 abril, 2015

¡Trabajadores, trabajadoras, jóvenes y pueblos del Ecuador!

No hay duda alguna que la movilización de este 1 de Mayo ha generado mucha preocupación en el Gobierno, porque viene precedida de una serie de acciones de protesta en las que los trabajadores, la juventud, las mujeres, el movimiento indígena y el pueblo general han demostrado en las calles el repudio a la política antipopular del régimen.

Son tantas las acciones y medidas asumidas por el Gobierno en contra de los intereses populares y del país entero que los motivos para la protesta sobran. Se ha provocado el más descarado asalto a los recursos financieros que pertenecen a los afiliados al Seguro Social y se sume en la incertidumbre a los jubilados y a los afiliados al IESS al eliminar el aporte estatal del 40% para la pensiones jubilares; se ha producido un agresivo endeudamiento externo, superior en su ritmo de crecimiento al ocurrido durante la dictadura militar pasada; se han suprimido derechos y conquistas de los trabajadores; miles de jóvenes han sido impedidos de continuar sus estudios universitarios a pretexto de establecer un sistema “meritocrático” que deja fuera de las aulas principalmente a los más pobres; se han adoptado medidas económicas que están provocando el encarecimiento de la vida; los salarios de los trabajadores del sector público se los mantiene congelados, mientras la elevación en el sector privado constituyó una burla; la criminalización de la protesta social se encuentra al orden del día para reprimir a quien levanta su voz y para crear una sociedad controlada, sometida al poder de la burguesía. Pero también se han adoptado otras medidas como: la Ley Orgánica de Remisión de Intereses, Multas y Recargos Tributario que beneficia por entero a los empresarios morosos; la utilización de fondos del Banco Central para “dar liquidez al sector privado”; una política de excepcionalidad de la inversión privada en los sectores estratégico bajo el control de Estado, entre otras medidas.

Es fácil concluir que el plan gubernamental para enfrentar la grave crisis fiscal que afecta al país es exactamente igual, en su esencia, a los adoptados en épocas de los gobiernos neoliberales, y aún antes: acudir al endeudamiento externo, afectar los bolsillos de los trabajadores, precautelar los intereses de los grandes empresarios. Para continuar con esa política el correísmo tiene previsto aprobar la reelección indefinida, lo que no debemos

Fruto de esa política al servicio de intereses extranjeros y de los poderosos grupos económicos del país la imagen de Rafael Correa cae, el desprestigio gubernamental crece, pero crece también la indignación popular que se manifiesta en las calles.

No obstante que el presidente Correa mantiene su estilo prepotente y autoritario, el Gobierno se debilita porque va perdiendo su base social de apoyo, mientras las fuerzas de la oposición popular crecen y tienen una capacidad de convocatoria que va más allá de los sectores populares organizados.

El desarrollo del movimiento sindical y popular que enfrenta al gobierno ha tenido como base la unidad de las principales organizaciones de trabajadores, campesinos, del magisterio, estudiantiles, etc. que ha desembocado en la conformación de una Coordinadora Nacional Unitaria de las Organizaciones Sociales y en la elaboración de una plataforma de lucha que levanta reivindicaciones y planteamientos políticos de los trabajadores y los pueblos del Ecuador. Esa unidad debe ser protegida frente a las acciones divisionistas del Gobierno y el oportunismo; y, la actual plataforma de lucha debe servir como punto de partida para la formulación de un Programa de Gobierno que recoja la opinión de todos los sectores explotados y oprimidos del país, así como de los partidos y movimientos de izquierda que tienen una visión y una propuesta integral de transformaciones revolucionarias para el Ecuador.

Con la unidad y movilización de los trabajadores y el pueblo debemos enfrentar toda la gestión gubernamental que, las pruebas sobran, tiene un claro contenido antipopular y reaccionario. Con esa misma fuerza, y con la experiencia de los combates desarrollados debemos ir a un paro del pueblo que sea una clara demostración del rechazo al régimen correísta.

El país enfrenta graves problemas económicos y sociales como consecuencia de la aplicación de un proyecto autodenominado como revolución ciudadana que en esencia es un proyecto capitalista, que plantea para los trabajadores y los pueblos la necesidad de continuar la lucha por conquistar el poder y construir el socialismo. ¡Solo los trabajadores y el pueblo son capaces de cumplir con esta tarea!

Compañeros

Así como en nuestro país combatimos en contra de los enemigos del pueblo, en otras latitudes igualmente lo hacen. Con todos aquellos trabajadores y pueblos explotados y oprimidos que luchan por alcanzar la liberación lograremos liberar a la humanidad entera, y a todos esos combatientes expresamos nuestra solidaridad. Saludamos a las fuerzas integrantes de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas, de la que formamos parte, que trabaja por conducir esas luchas bajo las banderas de la revolución y el socialismo.

Comité Central

Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador

 Fuente: ecuadorlibrered.tk

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: