La Licenciada y la Revolución Ciudadana

18 mayo, 2015

Imagen-De Rodillas SeñorLa Universidad Salesiana otorgó hace pocos días el titulo de Licenciada en Gestión para el Desarrollo Social Sostenible a Gabriela Rivadeneira (Vaya nombrecito académico) y la verdad creo que tan respetable casa de estudios se quedó corta. Debió en su lugar concederle el diploma de: Mujer Maravilla o quien sabe de: Batichica, Rafichica, Mujer Invisible, Multi woman pues las hace de política, ama de casa, estudiante entre otras bondades.

Y digo que la Universidad Salesiana entró en menudencias al momento de reconocerle la capacidad a la Pdta. de la Asamblea pues olvidó que la dama en cuestión es un prodigio intelectual . En menos tres años pasó de insigne anónima a encumbrada titular del parlamento con guardaespaldas, choferes, edecanes y mansión incluida en Cumbayork donde viven los pelucones enemigos de su clase según palabras de su credo socialista y de quienes denosta. Gracias por supuesto al arte del birlibirloque y con los dineros del BIESS. Aquellos meritos bien valían la pena encasquetarla con el birrete de licenciada y cubrirle sus juveniles lomos con la muceta universitaria incluso para ser justos debió dársele el doctorado en Ciencias Blancardinas.

El pomposo y rocambolesco título en: Gestión para el Desarrollo Social Sostenible concedida a Gabriela Rivadeneira. Servirá únicamente para sostener lo insostenible. La dictadura de su mentor Rafael Correa Delgado. La expertica de la nueva licenciada adquirida en los años en que se halla frente al legislativo como su Pdta. Debió serle de utilidad al momento de aprobar la asignatura de Gramática de la Sostenibilidad. Por ahí dicen las paredes que todo lo ven y escuchan que la hoy licenciada otrora bachiller. Practicaba hasta el paroxismo en los corrillos del parlamento la conjugación del verbo sostener: Yo sostengo a Rafael. Rafael me sostiene. Nosotros nos sostenemos y sostenemos nuestra dictadura.

La retorica que aletea en la boca de Gabriela es chispeante y fragante. Esta oratoria debió deslumbrar a los doctos académicos en Sostenes Sociales de la Salesiana así como hace poco encandilaron a Ecuador cuando la Licenciada en aquel entonces bachiller balbució que muchos laboriosos ecuatorianos debían comer mierda por el pecado de ser ricos.

Pablo Guerrero Martínez
17 de mayo-2015
Praga desde el exilio.

Fuente: facebook.com/pablo.guerreromartinez.10

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: