Correa y la otra derecha vs. la oposicion popular

19 junio, 2015

Por Pancho Escandón.

Tras más de ocho años de hegemonía del correísmo en la sociedad ecuatoriana, pareciera que su agotamiento está en marcha. Referencialmente es a partir de las elecciones seccionales de febrero del 2014, en las que Alianza País perdió en la mayoría de territorios, que el punto de inflexión hacia una tendencia a la baja de su popularidad y apoyo se profundiza.

La principal causa de este fenómeno es la traición al proyecto político inicial al que Correa se comprometió. Su viraje real a la derecha expresado en su defensa de los intereses de ciertos monopolios locales y del imperialismo es su práctica política tan diferente a los emotivos discursos barnizados de izquierda y pueblo, que son promovidos por su basta propaganda.

La modernización del capitalismo que adoptó como programa de gobierno la llamada Revolución Ciudadana está concentrando más la riqueza en manos de los tradicionales grupos económicos de podery de algunos nuevos ricos beneficiarios de los contratos con el Estado . Ejemplifica esta afirmación la reciente aprobación de la Ley de Remisión de Intereses, Multas, y Recargos Tributarios sobre Impuestos Nacionalesque fue presentada por Correa a la Asamblea Nacional, luego de acordarla con los empresarios,esta norma perdona en centenares de millones de dólares a banqueros, grandes comerciantes, industriales y transnacionales morosas. Nada más decidor, para ellos gobierna Correa.

En contraparte el gobierno afecta varios derechos de la juventud, los trabajadores y los pueblos del Ecuador que desarrollan su política de oposición popular al correísmo a través de las jornadas nacionales de movilización cada vez más numerosas, que dieron lugar a la constitución de Colectivos Unitarios de Dirección e incluso a la convocatoria de un Paro del Pueblo que tendrá lugar en este año 2015.

Por ello es que debemos comprender a las disputas abiertas entre oligarcas (Correa, Lasso, Rodas y Nebot especialmente) en torno a las Leyes de Herencias y de Plusvalía como parte de las disputas interburguesas que se expresan en momentos de crisis del capitalismo. Los sectores en pugna, si bien pertenecen a la clase social explotadora de los trabajadores, pero representan a intereses de particulares grupos económicos, que se enfrentan por dirigir el Estado en función de su beneficio, pero sin romper la institucionalidad burguesa.En virtud de ello la oposición de derecha pide rectificaciones a Correa y no pretenden el derrocamiento del gobierno, sino el típico recambio oligárquico electoral de uno a otro verdugo.

Pero el posicionamiento de las pugnas entre las derechas (correísmo y oposición burguesa) también tienen como propósito el de desplazar a la oposición popular y de izquierda de su escenario natural: las calles y plazas; esto con el propósito de establecer como referentes ideológicos de movilización el anticomunismo, la perpetuidad del régimen de explotación capitalista sobre los trabajadores y la vigencia de la acumulación de medios de producción que como hemos demostrado es propio durante la presidencia de Correa.

Pero a pesar del retiro temporal de las leyes de Herencias y Plusvalía que Correa lo hace para“mantener un ambiente de paz y tranquilidad” de cara a la próxima visita del papa a nuestro país (nada más habitual entre los burgueses, aprovechar de la religiosidad para extinguir la movilización popular), los próximos días se caracterizarán por la siguiente medición de fuerzas en las calles:

1. El correísmo, la derecha que está en Carondelet, cada vez más arrinconado y falto de apoyo popular saldará su carencia de apoyo en la movilización con mayores presiones a los servidores del Estado, contratando a asalariados con fondos públicos y con la base de su movimiento cada vez más reducida y descontenta; todo ello con el propósito de afirmar la continuación de su proyecto político oligárquico.

2. La oposición burguesa, la otra derecha que no está en Carondelet, buscará posicionar elementos de movilización anticomunistas y reaccionarios. Privilegiarán la movilización de masas en determinadas ciudades en las que destacan sus líderes locales, aprovechando de grandes medios de comunicación privados para orientar hacia sus propósitos el descontento de las masas y posicionar sus figuras políticas para el venidero proceso electoral presidencial.

3. La oposición popular y de izquierda; la juventud, los trabajadores y los pueblos, continuará su lucha con independencia de clase. No caerá en el discurso de Correa que movilizarse es hacerle el juego a Lasso,Rodas o Nebot, ni tampoco será caballo de batalla de esos ni de otros sectores oligárquicos. Tiene más razones que las polémicas leyes retiradas temporalmente, rechaza las acciones antipopulares del gobierno y los intentos oportunistas de la otra derecha; y, prepara con acciones progresivas el Paro Nacional que será masivo y recogerá las aspiraciones de la mayoría de los ecuatorianos, pues principaliza la consigna ¡Fuera Correa, Gobierno Popular!

La unidad de los explotados la fortalecemos en la lucha por la transformación de la sociedad que derrotará a la burguesía y el imperialismo. Todos a las calles.

Notas

1 “Los grandes grupos económicos tuvieron en 2007 ingresos en números redondos de 15.000 millones de dólares que significaron el 30% del PIB, mientras que en el 2012 alcanzaron 40.000 millones de dólares equivalentes al 47% del PIB.”(PCMLE, 2015), algunos analistas además prevén que para el año 2015 crezcan hasta 60.000 millones de dólares (alrededor del 60% del PIB) las ganancias de los grandes grupos económicos.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: