El Gobierno perdio las calles

30 junio, 2015

Por Andrés Mendoza Reynoso.

Guayaquil 25 de junio 2015.

El Gobierno Nacional hace rato perdió las calles de una manera secuencial, desoyendo los pedidos de democracia directa y participación ciudadana en la toma de las grandes decisiones políticas, y ese descontento fue aprovechado por los grandes poderes políticos y económicos.

El 25 marchó una parte de la ciudadanía que ve como referente de oposición a una persona que dista de ser demócrata con sus políticas represivas y segregacionistas, una marcada política de inversión en obra en el centro de la ciudad de Guayaquil, enmascarando lo que sucede en barrios urbano-marginales de la ciudad.

Queda claro que ese sentir de rechazo a las acciones ilegitimas de este gobierno, que de socialista o comunista no tiene nada en lo absoluto, ha ocasionado todo un proceso de confrontación colectiva social y comunitaria. Y el 25 de este mes ese rechazo fue evidente, justamente porque se ha sabido canalizarlo de una u otra manera, y teniendo como referencia la imposición para nada consensuada de la Ley de Herencias y Plusvalías, que si bien es cierto afecta a las clases dominantes, fue el detonante para que una parte de la población salga a las calles.

Históricamente la mayoría de los levantamientos o manifestaciones sociales han sido encabezados por las organizaciones sociales e indígenas, pero estas en la actualidad están en un proceso de reconstrucción después de la merma divisionista y la cooptación gubernamental de liderazgos alternativos.

Y es conveniente que esto se dé tanto como para la derecha en el poder (Gobierno) y la derecha sin poder político (Lasso). Esto a la larga desactivó los referentes sociales y a modo de conveniencia tanto del Gobierno Nacional como de la oposición, vemos el surgimiento mediático de Guillermo Lasso y otros actores alrededor de aquel personaje, que si bien es cierto nunca salió a las calles durante el feriado bancario de 1999, incomoda ese discurso forjado de ser el defensor del pueblo.

Por otro lado se están dejando de lado temas tan sensibles como la merma del 40% de los aportes estatales al IEES, la Ley de Aguas, Ley de Tierras, Ley de Régimen Especial de Galápagos, consumo de estupefacientes en adolescentes, temas que no están siendo tratados con sumo tino, ni mucho menos puesto en debate, pues al parecer hay un acuerdo dentro de los sectores pro-derecha de PAIS, y obviamente entre aquellos grandes poderes económicos en especial en la Ley de Aguas, pues si bien es cierto est en vigencia muy pocos avances en materia de protección del recurso hidrico.

El Gobierno últimamente ha procurado una aparente reducción de gastos, quizás para justificar en algo su política del derroche, pero algo que preocupa es la injustificada cooptación de los principales organismos de control, democracia y participación ciudadana. Es evidente que las nuevas autoridades estos organismos fueron funcionarios de alto rango: el mejor puntuado al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS)​ fue Viceministro en el Ministerio del Interior y Asesor en la Presidencia la República. Con todo esto ¿Podríamos garantizar una verdadera independencia de este organismo con el Poder Ejecutivo?

Ante todo ese escenario podríamos asumir que hay un choque de dos ideologías similares en su forma, y hasta varios de los contenidos y postulados son de derecha. Si bien antes la deuda externa era con los grandes mercaderes económicos, ahora nos vemos comprometidos con una China económicamente capitalista. Dicho esto queda el compromiso de las organizaciones que no simpatizan con ninguna de las fuerzas de poder beligerantes de ir asumiendo liderazgos reales, sencillos, sin poses de intelectualidades ni egoísmos, para ir construyendo un proceso de auto critico masivo y realmente ciudadano, que primero rescate los valores, que poco a poco fueron secuestrados de lado y lado durante estos últimos 8 años.

Por otro lado el Gobierno Nacional llama a un Dialogo Nacional, excluyendo a gran parte de las Organizaciones Sociales generadoras de grandes demandas y reivindicaciones sociales no tomadas en cuenta. Bueno eso lo trataremos en otro momento, un cuento en otro cuento.

Fuente original: http://serpublicos.wix.com/apcs#!An%C3%A1lisis-El-Gobierno-perdi%C3%B3-las-calles/cjds/558c51030cf2f97c80eb8afb

Fuente:    lalineadefuego.info

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: