Es urgente convocar al paro del pueblo

30 junio, 2015

Hasta hace pocos meses resultaba difícil pensar que la protesta social alcance rápidamente las características y connotaciones que actualmente presenta. Son cuatro semanas de lucha continua en todo el país, en la que se han manifestado en las calles varias decenas de miles de ecuatorianos. El fenómeno político-social que vivimos hoy tiene elementos similares a las luchas de masas que desembocaron en las caídas de Bucaram, Mahuad o Gutiérrez. Solo durante los días de la visita del papa Francisco se prevé una pausa temporal que, dada la disposición de los trabajadores y los pueblos para protestar, será superada inmediatamente.

El Gobierno se muestra incapaz de recuperar la iniciativa que la fue perdiendo en cada una de las jornadas de lucha convocadas desde hace meses por el movimiento sindical y popular organizado, hasta llegar ahora que se muestra arrinconado y debilitado. Cada medida, cada propuesta política recibe el repudio popular y cada argumento gubernamental no hace más que complicar sus objetivos políticos. Eso obedece al alto nivel de desprestigio, desconfianza, y rechazo existente en el pueblo. La moral de las fuerzas correístas es baja, se la puede medir en las débiles concentraciones realizadas en algunas ciudades para defender al Gobierno, particularmente en los desesperados llamados de AP a proteger el palacio de Carondelet a los que acuden muy pocos.

El desmoronamiento de la imagen gubernamental ha entrado a un camino sin retorno.

En estas circunstancias urge definir una fecha inmediata del paro del pueblo, en el que se pueda concentrar toda la fuerza de la lucha popular y asestar un golpe demoledor al Gobierno. Es la respuesta indispensable que la oposición popular debe dar –además- para cerrar el paso a la oposición burguesa que trabaja para capitalizar el descontento y la lucha de las masas a su favor.

Paro del pueblo, Fuera Correa, Gobierno Popular son tres orientaciones vitales que deben guiar el accionar del movimiento sindical y popular ecuatoriano. Para garantizar que se cumplan de manera victoriosa debemos poner en tensión todas nuestras fuerzas y formas organizativas de las masas.

Fuente: ecuadorlibrered.tk

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: